Mapa de recursos


La Ría del Sol.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La ría del sol es la de Arousa, la que baña Vilanova y los municipios de la comarca.

Es la ría más rica, en moluscos, por supuesto. Pero lo es también en postales, en rincones, en atardeceres.

 
La Ría de Arousa da riqueza a toda la comarca, almeja, berberecho, mejillón, ostras?pero la riqueza viene también desde otro sector, el turismo. Las playas de Vilanova, la de O Terrón, As Sinas, A Braña, Charlinas, hay muchas para escoger frente a las aguas claras de la ría. Pero si nos adentramos un poco en el interior de Vilanova comprobamos que no solo es turismo de sol y playa.
El río Currás es todo un álbum de etnografía. Piedras de lavar y hasta 8 molinos se agolpaban en sus riberas, hoy se reclama su reconstrucción. No se pueden perder la visita al rio Umia, que está incluído en el Complejo Intermareal Umia - O Grove . Uno de los lugares más emblemáticos es este de Pontearnelas. Se dice que el puente lo construyeron los romanos y lo reconstruyó Felipe II en 1598. Forma frontera con el municipio de Ribadumia y da inicio, o fin, al camino francés que bordea el río. Se dice también, que el puente está relacionado con un ritual de fertilidad, que consistía en que en el caso de correr riesgo de aborto una mujer embarazada, se iba hasta el puente y al primero hombre que pasaba le pedía que le bautizara la barriga con agua del rio. En el caso de que el embarazo llegara a buen término, ese hombre sería el padrino real del bebé. Por eso se le conoce también como el puente de los padrinos.
A estas alturas de la excursión, es hora de ir en busca de las vistas. El monte Lobeira satisface nuestra curiosidad. Aquí hubo un antiguo castillo medieval que sirvió de refugio a Doña Urraca, y hoy se rinde homenaje a los náufragos.
Nuestra ruta termina aquí. Una composición de cuatro metros en acero inoxidable que los comuneros encargaron al escultor Manolo Chazo. Los rayos del sol se reflejan en él, por eso la bautizaron como el faro das lúas.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook