Mapa de recursos


Un Mar En El Museo.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El museo del mar en Vigo muestra la vinculación histórica de los gallegos con el mar.

Aldo Rossi proyectó el Museo del Mar de Vigo en el lugar donde estaba emplazada una antigua fábrica de conservas, en Alcabre.

 
La muerte del gran arquitecto italiano hizo que retomara el proyecto inicial el arquitecto pontevedrés Cesar Portela, quien diseñó un complejo integrado por la antigua fábrica, un nuevo cuerpo de naves, la taberna, el acuario y el faro. En total 14.000 metros cuadrados de arquitectura bella y singular.
Los contenidos del museo ofrecen la posibilidad de comprender las tradiciones y la vinculación histórica de los gallegos con sus rías y sus dos mares. Así el visitante conocerá la actividad pesquera en todos sus ámbitos, y su desarrollo en el discurrir de la historia: la pesca, el marisqueo y la acuicultura. Los métodos de conservación, desde los antiguos sistemas de salazón a los modernos de congelación. Los avances técnicos en las embarcaciones o la biología marina. Para ello mantiene el Museo del Mar una exposición permanente, que se completa con la observación de los principales ecosistemas que se aprecian desde el muelle integrado en el complejo, entre Bouzas y las Islas Cíes.
El acuario muestra, a pequeña escala, el tránsito submarino desde el propio Museo hasta el Atlántico que bate contra el Parque Nacional de las Islas Cíes. Costa, ría e islas, están aquí representadas.
En la costa la influencia del hombre modificó el sustrato y la columna de agua con la construcción de muelles y rompeolas. En este hábitat alterado buscan refugio especies como sardinas, sargos, doradas, pintos, besugos, congrios, bogavantes y otros crustáceos e invertebrados.
En la ría las alteraciones proceden de la existencia de bateas. Su presencia transforma los fondos marinos de arena en fondos limosos y con poco oxígeno.
En las Islas Cíes encontramos un ecosistema muy primitivo. En estas zonas de aguas más revueltas predominan los percebes en las rocas y las algas calcáreas que forman los fondos de Maërl, con pescados pelágicos como las obladas, chopas, bogas y sardinas, o demersales como el abadejo.
Pero para Pablo Carrera, director del Museo del Mar de Galicia, hay un trabajo de investigación importante del acuario, que va a permitir que nazcan en cautividad cinco pintarrojas o melgachos, de la familia del tiburón.
Hace tres meses que una hembra depositó cinco huevos y ya se puede calcular que podrían nacer a lo largo de los meses del próximo verano. Actualmente, encerradas en sus "monederos de las sirenas", como se conocen las bolsas de gestación, son uno de los principales atractivos del acuario. Si finalmente logran nacer, estos cinco peces, de la familia de los tiburones, serán los primeros seres que nazcan dentro del gran tanque del Museo do Mar.
El acuario del Museo do Mar goza de una gran aceptación por parte de los vigueses. En el estanque conviven cerca de veinte especies de peces y más de treinta invertebrados. Junto a la raya y a los huevos de pintarroja, la otra estrella del acuario es la langosta, una veterana que ya ha mudado de caparazón en dos ocasiones.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook