Mapa de recursos


Costa de Oleiros

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Les sugerimos unos días de descanso en Oleiros, para disfrutar de la playa.

El municipio reúne todos los atractivos para ser centro preferente de veraneo y de vacaciones para gallegos y turistas.

 
Casi 60 mil personas vienen aquí a pasar sus vacaciones, atraídos especialmente por sus playas, por los buenos servicios hosteleros y por el buen ambiente que aquí se respira. Porque el bullicio veraniego no resta calidad de vida, el signo mas característico de este ayuntamiento.
Las infraestructuras turísticas completan todo tipo de ofertas. Para el turismo familiar hay toda suerte de apartamentos de alquiler, hoteles de todas las categorías, campings y excelentes restaurantes.
El verano se concentra a la vera de la playa de Santa Cristina, justo frente al puerto de A Coruña. Aquí está el mayor espacio residencial veraniego de Galicia.
En Oleiros despunta el Turismo estacional porque, todo este territorio que va desde Santa Cristina a Mera, es una sucesión de playas, espacios naturales y atractivos centros urbanos con toda suerte de servicios.
Naturaleza viva y una costa para navegar despacio a partir de la bahía de Santa Cristina, -la playa mas concurrida de toda la bahía coruñesa-, o de la de Bastiagueiro, un arenal de bandera azul.
El mar ?a pesar de abrirse ya al océano- por aquí, por Santa Cruz aún está en calma. Santa Cruz es playa y frente a ella un viejo castillo dedicado a actividades culturales en la actualidad nos da la bienvenida al doblar la punta de Porto Cabo. Doblada la punta de Boidecanto ya aparece ante nosotros Mera, ensenada y playa hermosa, excelente en lo que se refiere a paseos y servicios. La punta de Mera es Faro de referencia y lugar desde el que el pirata Drake descubrió Santa Cruz, en donde atracó antes de atacar Coruña: En 1.589 los castillos de San Antón y de San Amaro protegían la arribada por mar a la ciudad, pero Drake desembarcó en Santa Cruz y luego puso sangriento cerco a la ciudad.
Bordeando esta costa y al doblar la Punta de Canabal, aparece ante el navegante la isla de A Marola, un promontorio que la tradición marinera convirtió en temible. Dicen el refrán que ?o que pasou a Marola pasou a mar toda?. Por ser peligro conocido no causó grandes naufragios a lo largo de la historia, aunque en el pequeño Puerto de Lorbé, uno de los enclaves con mayor sabor marinero, nos podrían contar mil sustos y muchos naufragios. Alcanzamos Lorbé después de admirar la punta de O Seixo Blanco, que es curiosa veta de cuarzo que divide en dos el acantilado del mismo nombre. En Lorbé siempre es agradable compartir la fresca con las lanchas que van al xeito, que es arte de pesca de gran tradición en toda la Costa Ártabra.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook