Mapa de recursos


A Lagoa de Antela

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Hace muchos, muchos años Antela era el mar interior más grande de la Península Ibérica.

Dicen que bajo las aguas de la Laguna de Antela sigue viviendo sumergida para la eternidad la ciudad de Antioquía o Anfiloquía, que fue castigada por el mismísimo Jesucristo.

 
Suele contarse que el Buen Jesús andaba por estas tierras disfrazado de mendigo y nadie quería acogerlo en su casa, hasta que una anciana que vivía en una casucha arruinada y apartada de la llanura se apiadó de él y le dio una taza de leche de cabra, un trozo de bica y un lecho de harapos. A la mañana siguiente, la anciana no encontró a su misterioso huésped y tampoco halló un solo rastro de la ruin ciudad. En su lugar había surgido un extenso lago. Esta es una de las leyendas que giran en torno a Antela, pero hay muchas más. Sobre esta mítica laguna también sobrevolaron mil relatos sobre el Rey Arturo y su ejército convertidos en misteriosos mosquitos que rondaban por las orillas. El historiador Vicetto estaba convencido de que el pecado de Antioquía había sido la adoración pagana de un gallo. Muchos dicen que en la mañana de San Juan, cuando el primer rayo de sol ilumina la laguna, pueden verse en el fondo las cúpulas de la ciudad maldita mientras se escucha el canto de los gallos. Todas estas historias quedaron hundidas hace 43 años. En 1958 un proyecto del gobierno de Franco desecó cuatro mil hectáreas de la laguna con la promesa de convertirla en un vergel para el cultivo de cereales. En aras del progreso la Lagoa de Antela quedó más seca que la mojama. Hoy, comprobado el enorme fracaso, la propia Unesco colabora con los vecinos de esta comarca para devolver la vida al Humedal y a todo ese mundo que ha hecho de este lugar un mito perpetuo que ha enamorado a intelectuales como Cuevillas o Risco, que ha sido el emblema de trabajos arqueológicos en la búsqueda de respuestas que corroborasen la imaginación popular y que ha articulado a lo largo de los siglos un templo legendario que mezcla todas las creencias y todos los ritos de cualquier latitud. Antela, por sí misma, podría resumir toda una parte de nuestra identidad cultural.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook