Mapa de recursos


Ríos y Montañas de Ponteareas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Les invitamos ahora a caminar por tierras de interior, buscando el frescor de la sierra y de los ríos que en ella nacen.

El paisaje natural de Pontecaldelas nos muestra los parajes que fertilizan los ríos Verdugo y Oitavén, al pié de los montes del Suido. Son lugares ideales para gozar de un verano diferente.

 
En la montaña nacen más de cien regatos que alimentan a los dos ríos que bañan el municipio de Pontecaldelas, el Oitavén y el Verdugo. Cientos de pescadores disfrutan de ellos entre la primavera y el otoño. De sus paisajes y de sus truchas, pez estelar de la gastronomía Pontecaldina, que hasta tiene fiesta y de las mas renombradas del país, por su concurso anual de pesca, que tiene ámbito estatal.
Les contaremos un secreto de pescador local: las mejores truchas no se dan en los ríos principales, sino en los regatos pequeños, como por ejemplo el Calvelle. Sin embargo, en cuanto a paisajes, si nos emocionaba el Almofrei buscando el foxo do lobo, el Verdugo es el espejo de esta tierra. Seguir su curso es llegar a auténticos paraísos.
El Verdugo, supera el vértigo de la cascada y nos invita a descubrir los rincones escondidos en el trayecto hacía la Ría de Vigo, que es su morir. Remueve el río el paisaje y redescubre en cada tramo un nuevo rastro, creando un indestructible camino y dejando su huella entre árboles de impredecibles raíces. Este es el mismo río que pasa bajo el puente de Sampaio, en Soutomaior y se entrega a ese mar de Vigo que cantó Martín Codax.
Desde Pontecaldelas también se alcanza la Sierra del Suido, que son los montes que separan las provincias de Ourense y Pontevedra. Podríamos ascender a caballo, que es posibilidad que ofertan algunas de las casas de turismo rural de la zona contando para ello con la colaboración del Club Hìpico. A los puntos emblemáticos de esta cara del Suido, A Castrelada y el Coto dos Infernos, se llega fácil y desde ellos se alcanzan hermosas vistas de la montaña, los ríos y la ría. El trayecto hasta uno y otro mirador, nos ofrece la posibilidad de descubrir saltos de agua, regatos de gran belleza, bosques y fragas autóctonos, incluso bellas ermitas y monumentos históricos.
Ya en el Suido conviviremos con el caballo en libertad y algunos animales característicos de la montaña gallega, como el zorro o el lobo, si se dejan ver. Mientras los ríos saborean el paisaje y los valles que crean en su trayecto, la montaña nos ofrece la posibilidad de conocer la obra perfecta de la naturaleza, por bellos caminos poco transitados que conducen a magníficas atalayas de este territorio.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook