Mapa de recursos


Navegando por el Mar de Teucro.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Embarcamos en el puerto de Bueu. Es un placer navegar entre su costa de playas y las Islas del Parque Nacional, la Ons y la Onceta.

Bueu es la capital de una tierra que aúna el mar y la costa alternando tramos de acantilados con otros de costa baja y arenosa. Con más de 10 kilómetros de costa posee más de veinte playas.

 
Por su sabor y porque forma parte de la tradición xacobea -es la concha del peregrino- no hay barco de este puerto que no faene la vieira, que en Bueu es especial. Como lo son todos los mariscos y pescados que traen estos barcos; porque este es, primordialmente, un mar de riqueza, además de un paisaje marinero al que nada falta. Cuando embarcamos nos damos cuenta de que las diosas Ons protegen el espacio y a medida que avanzamos hacia el Parque Nacional de las Illas Atlánticas comprendemos su importancia natural, ecológica e histórica.
Cuando llegas, descubres un auténtico edén, al que nada falta. Un edén, por eso, protegido y reservado al que se puede acceder en barco de pasaje tanto desde Bueu como desde Portonovo.
La Ons es isla habitada desde tiempos inmemoriales y tiene su historia: la de los protagonistas de los primeros asentamientos en un lugar de inviernos duros, que construyeron allí sus vidas. De aquellos pioneros quedan recuerdos imborrables y la herencia de unos pocos entusiastas por mantener viva la memoria. Muchos de los vecinos de Beluso tienen en Ons sus orígenes, porque aquí nacieron sus padres.
La Onceta, es sin embargo la isla salvaje, nido de aves y que se basta sola para protegerse, con sus hermosos pero inaccesibles acantilados. La belleza de este paisaje tendrá continuidad en las playas de la costa de Bueu, entre la Punta de Bonso y Lapamán, arenal que marca el límite con la costa de Marín. Desde la Punta de Bonso se alcanza la hermosa bahía de Aldán y la ensenada de Bueu, que comienza con pequeñas calas y acantilados de gran belleza antes de llegar a las playas mas concurridas. Lagos, Mourisca, Loureiro, Agrelo, Portomaior y Lapamán.
Todas lucen espléndidas este verano y están muy concurridas desde media mañana hasta esa hora en la que sol final de la tarde se entretiene navegando por Ons.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook