Mapa de recursos


Ostras de Arcade

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

De Soutomaior son los mejores cocineros y de Arcade las mejores ostras del mundo.

Antes de seguir el Camino Portugués, les invitamos a hacer una parada gastronómica en Arcade, capital del ayuntamiento de Soutomaior y de las mas sabrosas ostras del mundo.

 
Arcade ofrece en la desembocadura del Oitavén, un excelente puerto deportivo que comparte una flota de bajura no muy numerosa, pero a la que se debe la tradición del marisqueo de la ostra.
Decía Alvaro Cunqueiro que una buena mariscada siempre empieza con unas buenas ostras y aquí no tienen perla, pero son las verdaderas estrellas de la gastronomía y motivo por el que cientos de gallegos mantienen abiertos una docena de buenos restaurantes. Además, la hostelería gallega tuvo aquí una gran escuela con la emigración. Soutomaior dio al mundo mas de tres cientos de camareros y por lo menos cien buenos cocineros, según cuentan los mas viejos. Algunos llegaron a ser cheffs de tal excelencia que incluso fueron jefes de cocina de hoteles como el Ritz madrileño. Comer ostras en Arcade es todo un placer del que nadie se debe privar. Sobre todo allá por abril, cuando celebra su fiesta grande en honor de este marisco. Aunque cualquier día del año es bueno para hacer aquí un alto en el camino y tomarse una docenita de ostras.
La ostra de Arcade es sin duda, la más cotizada del mercado y la pionera en comercializarse y exportarse fuera de Galicia. Es la variedad "ostrea edulis" y se reconoce por un sabor ligado a las aguas en las que se cría, la desembocadura del río Verdugo. Esta tradición gastronómica del cultivo de ostra data ya del tiempo de los romanos; no hay que olvidar que por aquí pasaba una vía romana que se convertiría en el Medioevo en el actual camino Portugués a Santiago.
Hace muchos siglos, se preparaban las ostras fritas, que se hacían en escabeche y se enviaban en pequeños barriles de madera a la corte madrileña. Parece que los Austrias y los Borbones siempre apreciaban mucho este exquisito marisco.
La leyenda atribuye a la ostra poderes afrodisíacos; así, Casanova, dicen, se recuperaba con ostras de sus excesos amorosos y los griegos comían polvo de ostra en tiempos de decadencia sexual. Los políticos griegos gustaban de las ostras no solo por su sabor, sino porque en ellas escribían sus votaciones para apartar del poder a sus rivales, a los que, como es sabido, "condenaban al ostracismo".
Pero si usted come ostras en Arcade y se embarca además para dar un paseo por la Ría de Vigo quedará embelesado por la belleza de esta costa de Arcade, en la que no falta playa para el verano ni paisaje que no sea admirable. Al fondo, Isla de San Simón recuperada para la cultura nos recuerda que este es el mar de los poetas medievales, Mendiño y Martín Codax.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook