Mapa de recursos


La Ruta del Románico.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En Sarria tenemos la oportunidad de contemplar de cerca algunas de las muestras más interesantes del románico rural de Galicia.

La dilatada y rica historia de las tierras de Sarria ha dejado muchas huellas principalmente románicas.

 
Santiago de Barbadelo ha sido declarada monumento nacional. Es la iglesia románica de un antiguo monasterio. De esa época los únicos restos que podremos contemplar son la Casa do Mosteiro y la casa do Priorato. Hay referencias del año 874 y se conoce por ellas que este monasterio de tipo familiar, estuvo muy vinculado a los de San Martiño, Rosende y Piñeira. También es románica la iglesia de Santa María de Albán. Las referencias más antiguas son de 1199. Acaba de ser restaurada y es un ejemplo muy destacado de la sencillez del románico rural gallego. Nuestra ruta continúa ahora hacia Santa María de Belante donde encontraremos una nueva iglesia románica. En ella debemos prestar atención a las ménsulas que tienen cabezas de animales de pequeñas proporciones y labra muy fina. Nos vamos ahora a Santa María de Corvelle. Es una iglesia románica que perdió el frontis. A lo largo de los muros laterales hay una colección de canecillos de relieves geométricos y algunos con cabezas de animales. En el interior conserva todavía pinturas góticas. Y llegamos a Santo Estevo de Lousadela, una de las iglesias románicas más importantes de Sarria. Forma un conjunto muy sugerente con la Rectoral que es del siglo XVIII, pero la parte más destacada del templo es el ábside rectangular. Aquí hay que prestar atención de nuevo a los canecillos, porque presentan una singular labor con representaciones de animales y seres monstruosos. Antes de regresar a Sarria podemos acercarnos a visitar los interesantes sarcófagos que guarda la capilla de San Marcos. De vuelta a la villa, aún tendremos tiempo de visitar San Salvador. Está frente a la torre de la fortaleza. Aunque solamente el ábside es de traza románica, merece la pena echarle un vistazo al tímpano, en donde se representa un Cristo Majestad de rasgos ingenuos en actitud de bendecir y flanqueado por árboles esquematizadas y rematadas en cruz griega.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook