Mapa de recursos


Balnearios Gallegos, Fuentes de Vida

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Más que en cualquier otro sitio, el agua en Galicia es fuente de vida.

Si usted está en Galicia de vacaciones y llueve, diga aquello de ¡pues que llueva!; porque el agua es la vida y también, a veces, nuestro sumo placer.

 
Vital líquido que tal vez en un futuro se convierta en un metal precioso por el que la humanidad puje como ahora lo hace por el petróleo. Este año, en Galicia, el agua se ha dejado ver en todas sus versiones. Rocío, Lluvia, hielo, nieve. Pero este año no es especial en ese sentido porque el se ha movido aquí como por su casa, desde que Galicia es Galicia.
Agua que nace en lo alto, como lo hace el Arnoia, el río más largo de la provincia de Ourense, en Rebordechao en la Sierra de San Mamede. Agua que alimenta laderas, como amamanta el Sil a sus riberas sagradas . Donde conviven imposibles viñedos plantados por los romanos en el Siglo Primero con monasterios de arriesgada pose.
Agua que brota de fuentes y que crea ciudades, como la de Ourense y la de Cuntis . Las Burgas son, sin duda, el principal motivo de la existencia de la ciudad de los puentes. El uso de los manantiales de Cuntis se remonta a la época romana. Y antiguos escritos certifican su eficacia contra el dolor.
Agua que mueve molinos. Como los de O Rosal, Guitiriz , Ames Allariz ?o casi cualquier punto de nuestra geografía.
Los molinos del Folón y del Picón en O Rosal de los siglos XVII-XVIII molían el grano del trigo, maíz o centeno para hacer harina y a su alrededor se generó toda una cultura popular con un lenguaje propio que se aplicaba a expresiones e incluso a canciones. Agua que genera riqueza.
Cada uno de nuestros productos ha sido y sigue siendo criado por todas esas gotas que a veces nos fastidian el día. Los ríos dieron y dan de beber a la industria maderera y a la eléctrica y según los expertos, las olas de nuestros dos mares son las mejores del mundo para producir energía. En la capital de Galicia, el río Sar dejó de ser motor de una antigua fábrica de papel para configurar el entorno idílico del Hotel A Quinta da Auga. Un nuevo concepto de la hospitalidad.
Agua que nos acuna. Como la de Caldas de Reis , Laias , Lobios , Baños de Molgas , Palas de Rei o Mondariz donde el agua sana y nos ofrece una alternativa de ocio y de salud.
El agua nos ha configurado tal y como somos. Una tierra húmeda, de largos inviernos y elevadas nieblas. Pero también verde, llena de vida y de recursos. El frente polar y el anticiclón de la Azores han definido, como el mejor pintor, nuestros colores.
Antes que polvo, los gallegos somos agua.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook