Mapa de recursos


El Retorno Feliz

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Galleguidad, es mucho más que un sentimiento

Alrededor de doscientos mil gallegos residentes en Europa y en América eligen agosto y septiembre para pasar sus vacaciones en Galicia

 
Llega septiembre y se acaba el verano. La gente vuelve a sus casas después de haber disfrutado de unas buenas vacaciones en Galicia. Es el caso de los emigrantes. Alrededor de doscientos mil gallegos residentes en Europa y América eligen agosto y septiembre para pasar sus vacaciones aquí, su tierra natal. Es cuando el calor cede y en América se recrudece el invierno.
Sus vacaciones suelen coincidir con las fiestas del pueblo, que en Galicia se celebran siempre en honor del patrono. Pero este año es Xacobeo, y agosto fue el mes elegido para el encuentro de cuatro mil gallegos, procedentes de cuarenta países distintos, en el Dia da Galicia Exterior, que se celebra todos los años santos.
Es la peregrinación del mundo de la emigración pero al mismo tiempo su gran romería en la Tierra.
Llegan de todas partes. Y no sólo para hacer su ofrenda al Apóstol Santiago, sino para mostrarnos a través del folklore, que la llama de la Galleguidad sigue viva en países como Venezuela, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Suiza o España, de donde mayormente procedía este año el medio centenar de agrupaciones participantes en el Festival Internacional de Folclore Galego. Porque el sentimiento de ser gallego no se olvida, por mucho tiempo que lleves viviendo en otro país. Y asi se nos llama en América, porque cuando se les pregunta de donde son no dudan a la hora de responder.
El Día de la Galicia exterior se creó para acentuar el concepto de la Galleguidad en el Mundo, con motivo del Xacobeo 93.
Este año se batieron todos los records de participación, con medio millar de personas pertenecientes a los grupos folkóricos haciendo gala de ese espíritu cultural que pervive en los centros gallegos del mundo.
Muchos de esos gallegos aquí llegados para celebrar su gran fiesta, prolongan su estancia en este septiembre, en el que Compostela sigue siendo la capital de la espiritualidad del mundo y Galicia, un país universal.
Este es el retorno feliz.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook