Mapa de recursos


Testigo de Ida y Vuelta

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo queremos rendir homenaje al fotógrafo Alberto Martí, cronista gráfico de aquel exilio.

Este éxodo masivo fue capturado en imágenes por el fotógrafo Alberto Martí que retrató este drama con su cámara y que ha protagonizado la exposición "Os Adeuses" en la Fundación Barrié.

 
El poeta que inventó la morriña, inventó el retorno. Por eso hay gallegos con dos patrias y a los que la situación les permite ser pasajeros de vuelos transoceánicos, en agosto y septiembre, e incluso en navidades.
La realidad actual es bien distinta porque muchos han vuelto a casa aunque nunca olvidan el acento de allá, cuando hablan el idioma de acá. Incluso en las celebraciones aquí es frecuente escuchar tango y mariachi confundidos entre la muiñeira. Ya se sabe que Galicia es también universal en lo folklórico, a juzgar por lo que hemos visto este verano en Compostela.
Hasta hace unos días, en la Fundación Barrié, en A Coruña, hemos tenido oportunidad de ver una muestra fotográfica de la autoría de Alberto Martí, mítico cronista gráfico de la emigración gallega, junto al desaparecido Manuel Ferrol.
Martí llevó a cabo una de las mejores crónicas gráficas de la emigración gallega, porque centró su esfuerzo en el viaje de ida pero también en el de vuelta, durante dos décadas: los años 50 y los 60 del siglo XX.
Las fotografías de la partida son los adioses recogidos por Martí en los puertos de Vigo y A Coruña, de donde salían los grandes buques trasatlánticos de la época. Pero el fotógrafo coruñés también recogió las llegadas a ambas estaciones marítimas y dedicó una crónica gráfica al buque "Santa María", que sería el mas famoso de los trasatlánticos al ser secuestrado por el general Galvao y un grupo de portugueses y gallegos.
Alberto Martí retrató como nadie el drama de las despedidas y la alegría del retorno, aunque a veces la vuelta reflejara el fracaso.
En cuanto al Santa María, Martí realizó un reportaje gráfico sobre su secuestro, reivindicado por el DRIL, Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación, que pretendía la caída de las dictaduras salazarista en Portugal y franquista en España.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook