Mapa de recursos


Volvió la Lira.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Una de las más antiguas bandas de música de Galicia, La Lira, volvió a sonar a lo largo y ancho de la geografía gallega.

Esta nueva andadura de la orquesta Lira de Prado entusiasma a sus integrantes, a pesar de que lejos de ser una afición rentable les ocupa todo su tiempo libre, entre ensayos y actuaciones

 
La música es el arte que mejor refleja nuestra cultura popular, porque es el espejo del alma del pueblo gallego. O lo que resulta lo mismo, el folk es la expresión festiva en todas sus vertientes; desde la ancestral romería hasta la fiesta parroquial o el gran concierto juvenil. Los grupos tradicionales de gaiteiros, los músicos folk y las bandas han sido los principales protagonistas del éxito de la música gallega, incluso a nivel internacional, que sobran ejemplos como el de Xosé Manuel Budiño, Carlos Nuñez, Berrogüetto o Milladoiro, nacidos en el seno del conservatorio superior de Vigo, del que fueron alumnos.
Mas autodidactas, creadas como producto típico de la parroquia junto al paisaje que nos cautiva, son las bandas de música. Se deben al esfuerzo generoso de las gentes que hacen posible un peculiar sonido en plena naturaleza: esa mezcla de canto de río con notas de saxofón que provienen del local donde ensayan y aprenden los músicos de banda.
La parroquia es la vida y la banda es el esfuerzo cultural. Todo un ejemplo de convivencia que engrandece este país, en el que llegó a haber más de mil bandas populares, de las que permanecen activas algo mas de un ciento. Una de las mas antiguas bandas de música de Galicia, La Lira, volvió a sonar a lo largo y ancho de la geografía gallega, durante este año 10. Esta es la historia. Antonio tocaba el bombardino, Joaquín el bombo y Manolo los platillos; los tres venían haciéndolo hasta el año pasado en la Banda de Vilatuxe Ellos decidieron resucitar la vieja banda de su parroquia, Prado, en el ayuntamiento de Lalín, que llevaba inactiva desde el año 1930 del siglo pasado. Aunque en la comarca del Deza funcionan ya ocho bandas de música y una de ellas, la Municipal de Lalín, laureada a nivel estatal, la nueva Banda A Lira de Prado es todo un ejemplo de como funcionaban y aún funcionan algunas de estas agrupaciones.
Nacida de una conversación de taberna, la nueva banda consiguió, bajo la batuta de Gregorio Mosterio, una formación de calidad obtenida a base de sacrificados ensayos en el centro social de la parroquia. El repertorio, adaptado para cualquier fiesta, es básicamente popular gallego: muiñeiras, jotas y pasodobles con un estilo apegado al pueblo.
Los músicos que la componen no son todos de Prado. Provienen también de Vilatuxe, Silleda, A Ulla e incluso de A Coruña.
La Nueva Lira de Prado surge de las cenizas de una banda que desapareció poco antes de la llegada de la Segunda República, tras un trienio haciendo sonar sus instrumentos por una comarca dezana muy distinta a la actual y plagada de pequeñas formaciones.
Este es un ejemplo de cómo nuestra cultura popular surge de manera espontánea, por iniciativa de sus protagonistas, que son los que la mantienen viva.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook