Mapa de recursos


Balnearios de Galicia.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Galicia cuenta con grandes ejemplos de complejos termales para todos los gustos y presupuestos.

Los 20 establecimientos termales que posee, de los 93 que hay en España, han colocado a nuestra comunidad por delante de Cataluña y Aragón en número y también en variedad.

 
Cuando la lluvia de otoño rompe el silencio de la sierra comienza el ciclo de la vida al escucharse el latido del agua, al nacer, allá en la montaña. Es el agua bendita que creará la fuente medicinal. Sabe a néctar y a miel y también hace que germinen las semillas salvajes, cubriendo el alma de los prados.
Por la superficie fluye transparente, peregrina, misteriosa y crece en el río buscando corrientes favorables para la danza, remansos para descansar y meandros para asombrar al mundo. Y el agua de los mil ríos termina luego su trayecto fundiéndose con las superficies irisadas de los dos mares para reiniciar otra vez el ciclo vital.
Cuando caen gotas a millones penetra el agua bajo la piel del país buscando el calor interior y convirtiendo el paisaje en espacio termal, para que gocemos como gozaron los césares de Roma.
Galicia es el país del agua; de los dos mares, de los mil ríos y del millón de fuentes. Algunas nos sanan y otras nos proporcionan los viejos placeres de nuestra historia en los mas modernos balnearios. Es la gran opción para nuestro ocio de otoño. Así que, vengan con nosotros a gozar del agua.
¿Es muy caro relajarse? Abrimos las puertas de la Galicia Termal, de los Balnearios y de los Spás. Porque el otoño nos invita. Los protagonistas nos pormenorizan como es la vida termal, en el transcurso de unas cortas vacaciones. Para contar la visión que los romanos tenían de nuestras aguas termales podemos citar a Plinio, que escribió: "Brotan abundantemente por todas partes de la Gallaecia, en muchos lugares; aquí frías, allí calientes, en otros sitios mezcladas y en otros lugares tibias y templadas. Como sirven de remedio para las enfermedades, y de entre todos los seres vivos, manan sólo para el hombre, aumentan el número de los dioses bajo varios nombres, y dan origen a ciudades".
La conservación de restos como los del Balneario de Lugo, remiten al esplendor y al interés que las aguas mineromedicinales tenían dentro de un territorio que, por su peculiar romanización tardía, presenta un interesante testimonio de los primeros hombres que aprovecharon las aguas minerales para tratar su salud.
Balnearios o termas romanos son los de Carballo en el lugar de Baños Vellos , Caldas de Reis y Cuntis, referentes fundamentales del termalismo en las épocas romana y actual. Baños de Molgas , Bande, Riocaldo en Lobios , Laias y Caldelas de Tui .
Pero tal vez el testimonio más significativo de esa realidad cultual en el uso de esas aguas, es el que se ha localizado en el entorno de las Burgas de Ourense, en relación con la aparición de una piscina romana y un conjunto de aras votivas dedicadas a las ninfas y a la divinidad indígena REVE, que refuta si cabe más el valor de estos manantiales entre la población autóctona prerromana.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook