Mapa de recursos


O Irixo, a la Sombra del Testeiro

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Viajamos a O Irixo, un territorio de contrastes entre montañas y valles.

Desde Galicia para el Mundo es el momento de viajar a uno de esos municipios en donde, por lo menos la mitad de sus habitantes, viven actualmente en el exterior.

 
Un municipio excelentemente comunicado, que posee numerosos atractivos naturales, sorprende que resulte ser uno de los menos conocidos de la Galicia interior, ya de por sí poco promocionada entre los propios gallegos.
O Irixo, con más de cien lugares habitados, que conforman 12 parroquias, es, sobre todo naturaleza con algunos signos interesantes de su historia, no exenta de leyenda. Porque aquí ubican algunos estudiosos un castillo al que rodeaba la antigua ciudad de Orcellón. En la actualidad, nadie lo encuentra. Sí son visibles algunos castros como los de Corneda, Orros y Souteliño. Y sobre todo, la bella arquitectura de iglesias como la de Santa María do Campo o la de San Xoan de Froufe, buenas muestras del barroco.
Esta era tierra de canteros y eso se nota en numerosos cruceiros que nos salen al paso en cualquiera de las rutas que elijamos para conocer los pequeños, pero bellos pueblos, donde la agricultura y sobre todo la ganadería sigue siendo el medio de vida mas importante.
Un municipio dominado por monjes y nobles tiene que tener su puente medieval, aunque en este caso reconstruido para adornar y comunicar el área fluvial mas agradecida, sobre todo cuando en verano aprieta el calor.
O Irixo, como todos los ayuntamientos de fuerte emigración, se anima en el verano, época en la que regresan de vacaciones muchos de los dos mil y pico emigrantes que viven en diversos países de Europa y de América. Los que pueden, no faltan a la romería de A Pena de Sela, que se celebra el primer domingo de Julio, en honor de la Virgen del Carmen, que es por aquí la más milagreira.
De paro se habla poco aquí, porque las pensiones son la mayor industria, aunque el sector ganadero es de los que resisten el envite de la guerra de la leche y los recursos forestales aún mantienen cierto nivel de empleo, al igual que una cooperativa textil que trabaja para los grandes diseñadores de moda galega.
La gastronomía es excelente y se basa, como en toda la comarca en un cefalópodo, el pulpo; y dos animales: el cerdo y la ternera. Cuando pase por Irixo o venga a conocer sus espacios naturales, pruebe el cocido, que no tiene nada que envidiarle al del Lalín próximo.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook