Mapa de recursos


Hay Vida desde una Silla de Ruedas.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La vida son segundos. Pero hay segundos críticos que te cambian para siempre.

Le presentaremos a Martín Blanco, un joven llegado de Venezuela que nos guía por su vida y sus paisajes desde una silla de ruedas.

 
Sucedió en 2004. En cuestión de segundos la vida de Martín cambió para siempre.
Este joven hijo de dos emigrantes gallegos disfrutaba de un fin de semana en las playas del Caribe. Pero un resbalón cuando se tiraba al mar lo hizo caer sobre una roca. La vértebra C5 no aguantó el golpe.
Tras operarlo en Venezuela, donde residía, pasó a vivir la vida desde una silla de ruedas. Pero lejos de hundirse, Martín se enfrentó a su nueva situación.
Le dieron la oportunidad de venirse a Galicia y hacer la rehabilitación en la unidad de lesionados medulares del Juan Canalejo, y no dudó en aprovecharla.Han pasado 6 años ya, y Martín intenta llevar una vida normal. Todos los días a las 8 de la mañana un transporte de la Asociación INLADI lo recoge en su casa de A Coruña para llevarlo a Ferrol, donde estudia Ingeniería Industrial. Su entrada en la universidad ha servido para romper muchas barreras, tanto arquitectónicas como de mentalidad.
Aunque ha pasado momentos muy duros, no ha perdido la ilusión por seguir adelante. Por eso piensa en el futuro. Lejos han quedado los miedos a salir a su nueva realidad. Ha aprendido a quitarse la silla de la cabeza y dejarla sólo en el trasero.Porque todo es posible, aunque sea de distinta forma.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook