Mapa de recursos


Praderas de Riqueza.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El campo está inmerso en una profunda modernización.

Las praderas son el emblema paisajístico de Boqueixón, y además, su principal recurso, ya que el municipio continúa apostando por fomentar en nuestros días su arraigada tradición agrícola.

 
Pieza clave en el proceso de modernización ha sido la concentración parcelaria, que en Boqueixón alcanza al 100% de los terrenos de cultivo. Toda una revolución como la que supone pasar de una agricultura de subsistencia a un tipo de explotación más productiva. Y eso se ve y se aprecia en la dotación de los modernos invernaderos forestales, de hortalizas y de plantas. O en granjas de ganado porcino, en unas buenas dependencias, o en una granja de aves, y con una producción diaria de millares de huevos, ejemplos que nos hablan de una mejor calidad de vida para sus trabajadores. Otro paso decisivo lo constituye el cooperativismo, por lo que significa de suma de voluntades e intereses. Un fenómeno que ha modificado radicalmente el subsector vacuno de leche y que dio sus primeros pasos hace más de quince de años con el nacimiento de cooperativas como Pico Sacro, ahora integrada, al igual que muchas otras, en una estructura de segundo grado, Cooperativa Láctea de Galicia. El éxito de Colaga, que ya está comercializando doscientos cincuenta millones de litros de leche anuales, enseña un camino hacia el futuro. Un futuro que también se encuentra en las aulas del Centro de Capacitación Agraria de Sergude, donde las tareas de los sectores agrícola, ganadero y forestal se imparten en varias titulaciones para formar profesionales del campo.
También sorprende encontrar viñedos en estas tierras, una actividad agrícola aquí aún incipiente, pero que ya ha sido incluida como subzona de la Denominación de Origen Rías Baixas.
Prueba del carácter emprendedor del municipio es una iniciativa pionera en Galicia: una granja de búfalas, en Gastrar, Boqueixón. Las primeras búfalas llegaron hace unos tres años, de prueba, procedentes de Italia. Pero se aclimataron tan bien, que sus propietarios no dudaron en ampliar la explotación, y ahora, un año después, ya piensan en aumentarla hasta crear una quesería, para transformar la producción diaria de leche, que ronda los doscientos litros, en mozzarella lista para el consumo. En total, en esta granja se cuentan más de setenta ejemplares de búfalo mediterráneo, un animal dócil y fácil de alimentar, acostumbrado a la lluvia y al frío, que no precisa de cuidados excepcionales. Y, en definitiva, una actividad alternativa fruto de un talante dispuesto a afrontar nuevos retos para nuevos tiempos.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook