Mapa de recursos


Becerreá, Puerta de Ancares

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Alrededor de 3.500 personas habitan este municipio de Becerreá que hoy visitamos Desde Galicia Para El Mundo.

Becerreá fue tierra de paso en el viejo camino de Castilla, pero es ahora la puerta que nos abre la naturaleza mas bella del Lugo montañés.

 
Entre la alta montaña y el verde valle, entre las fragas y las fervenzas, la sensibilidad del hombre mantiene viva aquella aldea vieja, de casas de piedra y tejados de pizarra, en la que aún se escuchan dulces acentos. Hasta ella se llega atravesando las tierras de prados asentados entre los profundos valles y las altas cumbres, que beben agua de cien torrentes, combinando un mosaico estético de extraordinario valor natural, con un cromatismo especial mientras transcurre el otoño mas fantástico.
La puerta que da acceso a todo esto se abre en Becerreá, el umbral de Ancares, capital municipal de un extenso y bello territorio de la montaña lucense. Lo que hace algún tiempo -antes de construirse la Autovía del Noroeste-, se consideraba lugar de reposo tras el puerto de Pedrafita, tiene hoy vida propia y centra la actividad socioeconómica y turística de la muy extensa comarca de Ancares, una de las mas agraciadas por la naturaleza.
Lo es y lo fue cuando en Ouselle habitaban los galaicos "zoelas" , habitantes de las primeras pallozas de la montaña, campesinos y ganaderos que dieron origen a la riqueza agropecuaria que, después de tres milenios, sigue siendo vital para la economía de Becerreá.
Así lo apreciamos en las ferias de la actualidad, a las que, como siempre, bajan gentes de la gran montaña. O en los prados verdes que rodean la villa a la que en este tiempo vuelven las historia de cazadores. Que dicen que sus TECOR son los mas grandes de Galicia.
Como villa construida al pié de una carretera principal, Becerréa es muy hospitalaria y cuenta conbuenos servicios de hostelería y una excelente gastronomía.
Configuran el municipio 26 parroquias y 113 núcleos de población en los que habitan 3.500 personas. Son especialmente bellos los pueblos que trepan hacia la montaña, como Cruzul, Morcelle o Agüeira.
Estos pueblos se asentaron entre nieves de invierno y flores silvestres de primavera, en un territorio quebrado; mismo al pié de montañas que fueron fracturadas por los cataclismos geológicos. Son hogares de techo de pizarra que escalan la pendiente de vértigo, desafiando precipicios.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook