Mapa de recursos


La Casa.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Las constructoras buscas salidas para intentar aguantar la crisis del sector.

Acostumbrados a tiempos difíciles, el sector de la construcción se ha convertido en un sector imaginativo que se centra ahora en la rehabilitación y la autopromoción.

 
Este es un sector imaginativo, acostumbrado a tiempos difíciles, puesto que ya ha protagonizado en la segunda mitad del siglo XX varias crisis, aunque no tan profundas como la actual. De ellas salió en su momento gracias a la inyección económica que proporcionaban los emigrantes, cuya preferencia en inversiones siempre se mantuvo en los bienes inmuebles.
En este momento, la construcción busca su revitalización en la autopromoción y en un nuevo nicho: la rehabilitación. En el conjunto de Galicia, esta actividad supera el 20% del total de visados, y explica en parte la evolución de los certificados en Lugo y Ourense, los dos únicos municipios que aumentaron la concesión de licencias de obra en este año.
Los visados para viviendas unifamiliares suman el 35% de los permisos concedidos en el país, en el primer semestre de este 2.010. En provincias como la de Pontevedra, para los arquitectos gallegos, significó un verdadero refugio contra la crisis.
La autopromoción fue el sistema mas utilizado, ya que se trata de un excelente recurso para reducir costes, entre otras cosas porque el precio de materiales ha bajado casi un treinta por ciento. La vivienda unifamiliar era ya muy demandada antes de la crisis en los municipios de la periferia de las ciudades mas importantes de Galicia. Sin embargo, el porcentaje de licencias de obra para viviendas colectivas, la parte sustanciosa en los años de la famosa "burbuja", baja este año del cincuenta por ciento, por primera vez y en relación con los años de la esplendidez inmobiliaria.
Para los arquitectos la paralización de las promociones denota que hay muchos excedentes sin vender. Y aunque ha desaparecido la figura del especulador o intermediario ocasional, los bancos y cajas de ahorros son los que mas activos inmobiliarios tienen a la venta, en estos momentos.
Según el ministerio español de la Vivienda, el stock actual existente había tocado techo por eso es tiempo de vender y no de construir. No comparte esa opinión la Federación Gallega de la Construcción que se declaran sin oxígeno económico y culpan a la falta de concesión de créditos hipotecarios la recesión del sector. Ni siquiera, dicen, les queda el recurso de la obra pública, paralizada por el férreo ahorro presupuestario al que está sometida la actividad de municipios y diputaciones, a los que mas les afecta.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook