Mapa de recursos


Grandes Historias

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La historia de Boqueixón se escribe a la sombra del Pico Sacro.

La forma puntiaguda del Pico Sacro es un centro magnético capaz de deshacer tormentas. Durante siglos las gentes han explicado este fenómeno con multitud de leyendas.

 
Según la más popular, cuando Teodoro y Anastasio llegaron con los restos del Apóstol Santiago a las costas gallegas, quisieron llevarlo tierra adentro por miedo de la piratería normanda. Los discípulos del apóstol acudieron a la Reina Lupa, y le solicitaron dos bueyes y madera para construir un carro. Lupa, para librase de ellos, los envió al Pico Sacro a por lo que pedían. Pero en su lugar, los discípulos del Apóstol se encontraron toros bravos y un dragón. Viéndose en las últimas, Teodoro y Anastasio se arrodillaron e hicieron la señal de la cruz. Ante este gesto el dragón estalló en mil pedazos, los toros se amansaron y la Reina Lupa y todos sus siervos se convirtieron al cristianismo y los restos del Apóstol pudieron ser enterrados en Compostela. Todo esto podemos aprenderlo en el Centro de Interpretación que se ha instalado en la antigua Casa Rectoral de Cachosenande, en Lestedo. Allí, mediante imágenes de vídeo y paneles iremos descubriendo los recorridos por donde transcurren todas las grandes historias de Boqueixón. Por ejemplo, sabremos que en lo alto del Pico Sacro está la pequeña capilla de San Sebastián, sencilla y concisa muestra de la arquitectura románica del siglo XI. Y a los pies del Pico se encuentra la Iglesia de San Lorenzo de A Granxa, mandada construir en el siglo X por Sisnando I. Podemos pararnos en las diez graciosas figuras que hay a los lados del ábside. En su interior encontraremos también una columna-sepulcro de reliquias. Dentro de la arquitectura religiosa, todavía nos queda la Capilla de Nuestra Señora de la Fuente, que conserva en su atrio un manantial con aguas a las que se le atribuyen propiedades milagrosas, y el gran templo de Santa María de Lestedo. En Boqueixón se conservan además dos pazos, el de Quián, en Sergude que está ocupado por dependencias de una Escuela de capacitación Agraria y el de Pousada, fundado en el siglo XVI. Entre las Casas Grandes está la de Donas, que alberga cinco bodegas vinícolas, la de Valderrama en Oural y la de Lamas. Los cruceiros son abundantes pero sólo los de Orto, Lamas, Castrelo y Pazos tienen verdadero valor artístico.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook