Mapa de recursos


El Bosque Gallego

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Galicia es la reserva maderera de Europa.

Desde Galicia para el Mundo penetramos en el bosque para conocer la madera que nuestra industria transforma en muebles.

 
El otoño, es verdad, nos invita a visitar el bosque encantado, por su policromía y su belleza, pero para llegar a él hemos de cruzar los montes madereros, poblados mayormente por eucalipto, que a veces ocultan las rutas naturales de un país que esconde magia detrás de cada árbol y en cada montaña. En otoño, algunos bosques de la sierra recomponen sus formas. Todos los árboles se dejan ver solo al mediodía entre la luz de niebla y la brisa trepa por encima de la copa de los castiñeiros en los soutos.Los castiñeiros, como las sobreiras y los carballos, prendieron en las proximidades de la vieja aldea y nos dan nuestra madera mas apreciada para todo.
El eucalipto es madera dura, de fácil crecimiento, aprovechable para la industria y para el campo, y trajo riqueza a nuestros pueblos, pero opina la gente común que no es un árbol nuestro y que ha venido a estropear el monte. Ahora, para nuestros paisanos ya no es rentable y solo es leña para quemar y calentar las frías noches del invierno. Basta subir al monte próximo para advertir que el eucalipto es madera que tira el viento y que solo algunos madereros la aprovechan para, quizá, exportarla.
Para Castelao el árbol "es el símbolo del señorío espiritual de Galicia porque en él cantan los pájaros y cuenta cuentos el viento" .
En el país hay muchas especies de árboles, según sean de ribeira, de bocarribeira, de media ladera, de monte o de montaña. Todos crecen para ayudar a pasar el invierno a los moradores de la tierra, para darnos el fruto indispensable y para ofrecernos la madera de la que nacen el arte, la artesanía y la industria. Incluso en la campa de las cumbres de nuestras sierras, crecen abetos, tejos y acebos que ayudarán a pasar el invierno a los moradores del bosque.
A pesar de las quejas, el bosque gallego está poblado aún por dos mil millones de árboles autóctonos y desde la consellería de Medio Rural se sigue apostando mas fuerte por lo nuestro. Así nos seguirá interesando como ruta natural, como fuente de riqueza y como espacio mágico habitado por los espíritus de hadas, meigas, gnomos y druidas.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook