Mapa de recursos


La Madera

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Lo importante en el sector de la madera es la investigación y el desarrollo de nuevos productos y procesos.

Si sobrevolamos Galicia, entre el Cabo Ortegal y el Miño, y entre O Cebreiro y Fisterra, contemplaremos como destacan en el paisaje de montaña las grandes explotaciones madereras, en las que predominan el pino y el eucalipto.

 
Decía el maestro ourensano Otero Pedrayo que Galicia es un país de vacas, que para madera había que buscarla en la selva africana, en el Amazonas o incluso en Alaska. Es algo en lo que están de acuerdo con él los ganaderos de este país, que abogan por la explotación de los montes como pastizales y no para la producción de madera.
Los madereros son muchos menos que los ganaderos y están cansados de pedir una mayor productividad a los propietarios de montes y a las asociaciones que los explotan en mano común.
Lo cierto es que el 75 por ciento del bosque gallego es, en pleno siglo XXI, improductivo, pese a que la masa forestal ocupa dos millones de hectáreas y que el 3?5 por ciento del PIB gallego se genera en los montes, según datos recientes de la FAO.
Según estos datos, la industria maderera gallega podría colocarse a la vanguardia de Europa, si aprovechara bien todas las posibilidades que ofrece el bosque gallego.
¿Qué es lo que nos hace sentir un poco mas optimistas cara al futuro? Hay un camino iniciado. Galicia, a través del INFOGA ha puesto en marcha un plan contra los incendios forestales, ha creado una Escuela Superior de Ingenieros de Montes y un Centro de Innovación y Servicios de la Madera, que, juntamente con el trabajo de las asociaciones forestales y los nuevos proyectos hacen prever un gran futuro para este sector.
El eucalipto y el pino tienen que ser mucho mas que leña en la Galicia del siglo XXI, que apuesta por las energías limpias. En Europa se queman los restos producidos en la limpieza del monte para crear electricidad. En Galicia el monte se quema por falta de limpieza. A decir de los expertos hay una gran incultura forestal, quienes colocan a eucalipto y pino como especies estrella y hablan de una facturación de cuatro mil millones de euros si la madera gallega se talara, se cuidara y se revalorizara.
Hay aquí madera para dar y tomar durante dos decenios, tiempo suficiente para la reforestación.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook