Mapa de recursos


La Unión hace la Fuerza.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Noroeste peninsular siempre se distinguió por su vocación comercial y cultural.

Una tierra que durante muchos siglos fue la misma y hablaba entre si con la misma lengua, hoy en día se separa en Galicia y Portugal.

 
Las raíces son obvias, las relaciones comerciales nunca han dejado de existir, y llegó el momento de aprovechar este enriquecedor hecho. 18 ciudades han tomado la iniciativa. Van a ser los auténticos motores del desarrollo socioeconómico. Y están juntas porque sus realidades tienen similares características. Son A Coruña, Lugo, Ferrol, Ourense, Santiago, Pontevedra, Vigo, Porto, Braga, Braganca, Chaves, Viana do Castelo, Vila Real, Vilagarcía de Arousa, Monforte de Lemos, Guimaraes, Peso da Régua, y Vila Nova de Gaia. El espacio regional interestatal que han creado se llama Eixo Atlantico. Su manera de actuar se rige por las directrices de la UE en cuanto a libre circulación de personas, capitales, mercancías, y servicios. No sólo importa el desarrollo económico y tecnológico, si no que la cohesión social y cultural es otro objetivo básico. Sus acciones por lo tanto se dirigen a todos los frentes posibles desde el turismo, al bienestar social, infraestructuras, telecomunicaciones, o promoción de actividades que realcen las raíces comunes. En definitiva darle una dimensión humana a un mercado totalmente favorable, como poco, pues estamos hablando de más de 70.000 empresas que mueven medio billón de pesetas o unos 6000 millones de euros en negocios, compra e inversión transfronteriza. Los ayuntamientos y las empresas son las que más han luchado por este proyecto y no se cansarán de pedir que las instituciones respondan a la demanda social de esta eurorregión. Porto y Vigo por su enorme relación y parecido son las verdaderas madres del proyecto. En 1991 el alcalde de Vigo propuso a su homónimo de Porto darle un nombre y una forma a la cooperación que ya tenían establecida. Este tandem llevó el peso de este proceso que unía a dos regiones Objetivo 1 dentro de la UE. Quizás de la manera que ha llegado más directamente a los ciudadanos esta institución ha sido a través de las infraestructuras. Con las nuevas redes viarias y de ferrocarril, no sólo se procura una mejor comunicación entre ambas zonas, si no que el interior no quede despoblado en beneficio de la zona costera. De todos modos también hay un contenido político plasmado en varias jornadas de debate y está en marcha la creación de una bolsa de contratación. La plasmación de muchas de las iniciativas han tomado forma en el observatorio urbano do Eixo Atlántico. El futuro se presenta prometedor, quizás una primera pica a clavar será que la eurorregión llegue a existir como espacio jurídico. Así dejara de existir un cierto desencuentro político en una zona que cada mes intercambia empresas, turistas y mucho dinero.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook