Mapa de recursos


Percebeiras de Galicia

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Las mujeres se ha incorporado a la captura del percebe.

Hasta no hace mucho esta era una profesión reservada a los hombres, por su peligrosidad.

 
Los percebeiros siempre tuvieron fama de temerarios, especialmente los de la Costa da Morte y las cruces de Punta Roncudo dan fe de las vidas que se llevó el mar mientras intentaban capturar uno de los mariscos más caros y apreciados de los dos mares de Galicia.
En la actualidad, sin embargo, la mujer se ha incorporado a este oficio y entre los percebeiros mismos goza de un gran respeto por su habilidad en la extracción y en la selección del percebe. La mujer percebeira se arriesga menos y conoce muy bien el comportamiento del mar en una costa difícil y muy batida.
Andrea Diz es una de las percebeiras más jóvenes de Galicia a sus 19 años y pertenece desde el mes de marzo a la Agrupación de Percebeiros de A Guarda. Aprendió el oficio de su madre, María Dolores Rodríguez, con la que trabaja siempre. Está encantada con su nueva profesión que le proporciona unos 700 euros al mes por solo quince días de trabajo.
Pero Andrea y su madre se ganan el pan a pulso, porque no es nada fácil la extracción del codiciado marisco, al margen del peligro que puede implicar un golpe de mar no previsto. Emplean una raspeta para desprenderlo de la roca pero han de ser especialmente cuidadosas para no dañar al marisco. Solo un percebe bien cortado puede mantenerse vivo varios días.
Las zonas de extracción en la costa de Galicia están delimitadas por el Plan específico de Explotación puesto en marcha este año por la Consellería de Pesca. Y el sabor del percebe gallego para nada es comparable con los de otras procedencias que se venden en algunos mercados españoles.
Como quiera que las percebeiras gozan de tiempo libre, la Agrupación de Mariscadores de A Guarda lleva a cabo diversos cursos de formación profesional, entre los que cabe destacar uno de guía turística. Se pretende que sean las mujeres de la Agrupación las que enseñen el medio marino y las cetáreas a quienes visiten A Guarda.
Pertenecer a una agrupación es lo mismo que obtener la licencia para extraer percebe, algo que parece muy complicado en el momento actual. En Galicia la Consellería de Pesca solo ha concedido el año pasado alrededor de ochocientas licencias, cifra que se considera suficiente para evitar la sobreexplotación. Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las autoridades pesqueras y las agrupaciones de percebeiros es sin duda al furtivismo, que el paro y la crisis económica se encargan de fomentar, en el momento actual.
De todas formas hay que quedarse con el rostro feliz de Andrea, la nueva percebeira de A Guarda y tal vez la más joven de Galicia.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook