Mapa de recursos


Las Cuevas del Rei Cintolo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Cunqueiro y sus fábulas nos encaminan hacia Mondoñedo.

La historia más ancestral que se esconde en cada una de las piedras de Galicia se encuentran reflejadas en este pequeño pueblo de gran historia de Galicia.

 
Bastaría hoy decir Cunqueiro para despertar su interés. Atraídos por sus fábulas hemos venido hasta su cuna, Mondoñedo, que es también la de personajes históricos como Pardo de Cela; de músicos, como Pascual Veiga; de poetas, como Noriega Varela. .
stamos en la tierra de las musas, que siguen habitando en los montes que rodean el valle del Másma, en donde se ubica la capital de la Antigua Britonia.
Parada y fonda del Camino norteño de las peregrinaciones a Compostela, que la fe ha dado origen aquí a la Catedral con mayor conjunción de estilos que puedan imaginar.
En Mondoñedo, aún es posible la inspiración, porque es ciudad serena para pasear junto al Mago Merlín, para recordar las leyendas y las tradiciones. Una de ellas nos lleva a la cueva encantada, la que llaman del Rei Cintolo, que estuvo habitada ya hace dos mil años. Actualmente, la Cueva posee un gran valor ecológico a lo largo de sus seis kilómetros y medio de recorrido, no exento de dificultad, por lo que hay que visitarla acompañados por algún experto espeleólogo. De entre las 15 cavidades que conforman el macizo calizo de Mondoñedo, Rei Cintolo destaca por tratarse de la cavidad cárstica más larga .
Los siglos, la tierra y el agua fueron suficientes para trazar todo un conjunto de salas, pequeñas ventanas, incontables recovecos, ríos subterráneos o charcos de piedra que se cierran sobre sí mismos haciéndose llamar gours.
De tacto rugoso y frío, Rei Cintolo se presenta caprichoso e incontrolable. Esta cueva no dejará de sorprender al visitante con un sinfín de maravillas. Por ejemplo, el color bronce del azufre en sus paredes, acercándonos a la mente la imagen de una constelación.
Mirar hacia arriba o abajo en la cueva del Rey Cintolo es mirar a la historia.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook