Mapa de recursos


Voces de piedra

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

O Porriño es un ayuntamiento con mucha historia.

El casco antiguo de Porriño lleva impresa la huella del poderío eclesiástico. La iglesia dominó estas tierras desde la Edad Media, primero bajo la influencia del monasterio de san Miguel de Canales y más tarde bajo el señorío de Santa María de Melón.

 
La villa fue creciendo gracias al comercio. Un mercado semanal y una feria cada mes fueron buenos motivos para que éste dejase de ser simplemente un lugar de paso hacia Santiago. Hoy, paseando por los soportales todavía podemos sentir el fervor con el que nuestros antepasados trocaban sus mercadorías. Combinando piedra y granito los maestros canteros proyectaron la cubierta de estas calles a base de galerías asoportaladas. El trazado es sobrio y la altura escasa, pero componen un conjunto uniforme urbanística y estéticamente que hace del casco antiguo de Porriño un lugar con mucho encanto, una isla en medio de la vorágine industrial. Pero volvamos a la historia. En 1655 Porriño sufrió la invasión de las tropas portuguesas, que al mando del conde de prado saquearon toda la comarca y redujeron la villa a cenizas. Pero, pese a todo este ayuntamiento aún conserva en buen estado alguna de su arquitectura civil y religiosa más interesante. En el barrio de Budiño vale la pena visitar lo que queda de la aristocrática mansión de Palomar del año 1205. En el barrio de Mosteiro se encuentra la bella iglesia románica en honor a San Salvador. Perteneció a un monasterio de la orden de Cluny. Pese a haber sufrido un incendio que casi la destruyó totalmente, mantuvo parte del ábside románico y el arco triunfal. La reconstrucción es de este siglo.
En el Pazo de Budiño destaca sobre el resto de la construcción, su escalinata. El resto de los elementos se identifican más con los de un pazo agrícola. Cierto es que ese era el carácter de los señores de la época. Hablamos concretamente del 1610, cuando fue fundado por Lorenzo Correa Alemparte y Vázquez de Lemos, señor de Budiño aunque también llamado señor de Pegullal. Los escudos de armas están situados, extrañamente, en el balaustre de la solaina y contienen armas de los Correa y Alemparte y también de otras familias.
Porriño sufrió la ocupación francesa en 1809. Algo que los vecinos de Porriño no han olvidado todavía. Cada primer domingo de mayo se reúnen alrededor del cruceiro del Santo Cristo de los Afligidos que testimonia la gloriosa gesta contra los franceses que huyeron dejando tras de sí la imagen de este Cristo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook