Mapa de recursos


Camino de Oseira

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Escorial Gallego

El lugar en el que está situado el monasterio de Oseira es paradisíaco. La clausura así es más dulce, aunque dadas las características de su maravillosa morada, es imposible que no les visiten los medios y más de 20.000 turistas.

 
El lugar en el siglo XII cumplía las características que la orden del Cister buscaba para establecer sus instituciones: lugares retirados, abundancia de agua y advocación mariana. Oseira fue la primera morada cisterciense en Galicia y la cuarta en España, y sentó las bases de un nuevo modelo social y económico en la comarca. Del poder de entonces ya no queda casi nada, pero si ha dejado su huella en estas dos tradiciones tan arraigadas en la zona: el pulpo y el pan de Cea.
Por su proximidad a Pontevedra y porque Marín fue su priorato, llegaba el pulpo hasta esta zona. Y el pan de Cea adquirió su gran fama por la feria celebrada por los frailes a partir de 1286. La boia de Cea, peza de Cea o pantrigo de Cea puede tener forma de molete, bica o empanada. Actualmente aún 25 familias continúan cociendo este pan en hornos de piedra calentados con leña y algunos taponados con bosta de vaca. Oseira adquirió un gran patrimonio en parte por su cuidada organización. Hoy en día sus 18 frailes, su superior y 6 hermanos se ocupan del monasterio desde las 4 de la mañana hasta las 9 en invierno. Ora et labora, aunque no para los huéspedes que se acercan al monasterio imaginamos con qué intenciones y para Fraga y sus conselleiros que allí reflexionan sobre el gobierno.
Aunque un incendio arruinó el monasterio en el siglo XVI, hay grandes joyas. Destaca la fachada barroca de mediados del siglo XVII, los tres claustros el de los caballeros, el de los medallones, y el de los Pináculos. El monasterio está en excelentes condiciones, eso se debe al reforma que iniciaron en 1930 con el monje Juan María Vázquez al frente y aún no han finalizado, pero que ya les ha valido el premio Europa Nostra de la Unesco. También recibieron el galardón Otero Pedraio a favor de la cultura gallega. Y eso que escapan para conseguir la máxima tranquilidad, ni se acercan a un televisor, y aún usan calefacción de leña. Por cierto es un lujo poder escuchar una misa dominical en gregoriano. Como nos resistimos a abandonar este clima de paz, nos acercamos al Museo etnográfico Liste en la casa de enfrente. Recoge 6000 objetos dedicados a los oficios tradicionales, la agricultura, y la exclaustracion.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook