Mapa de recursos


Primavera en la Montaña

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La nueva primavera llega al paisaje gallego.

Esta vez, la montaña gallega nos muestra su cara amable. Se inicia la primavera y las laderas van abandonando el gesto duro del invierno.

 
El deshielo invita a los habitantes de las aldeas a salir y comprobar que debajo de ese manto blanco estaba escondida la cara bonita de sus montes.
Brota la vida de nuevo. El sol resplandece tímidamente entre las cumbres de Ancares. Corre aire fresco y puro a lo largo de estas trece mil hectáreas de reserva natural. Esta es la sierra encajada en el extremo occidental de la cordillera Cantábrica. Cumbres que alcanzan los 2000 metros de altura. Valles encajados en los que el aislamiento es el pan de cada día. Decenas de aldeas se esparcen por este territorio, donde la vida es dura y la despoblación la ha dejado casi como un territorio fantasma. Pero esta naturaleza en estado puro no es fácil de olvidar y cada vez son más los que vuelven con ideas para repoblar la zona. Hoy vemos un paisaje en verde y amarillo, de brezo, toxo y árboles frondosos, autóctonos. El contrapunto lo pone Manzaneda, la montaña más humanizada, visitada, utilizada y explotada por el hombre para su disfrute. Hoy aún se mantiene la nieve justa, natural o artificial, para que los esquiadores hagan sus últimos descensos. Aunque para el que no practique los deportes de invierno, esta estación de montaña ofrece otras posibilidades para el ocio, como el senderismo o los paseos a caballo.
Las sierras que la rodea bien merecen una visita. La deQueixa, o la de Camba nos sorprenden con senderos que conducen a soutos, a bosques o lagos, que demuestran la grandiosidad del paisaje.
La belleza de la montaña la conocieron bien los galaicos pueblos límicos en esta zona que comparten Galicia y Portugal. La Serra do Xurés, do Gerés portugués, tiene una apariencia ruda, casi árida. Pero la visitamos en primavera, cuando se colorea y se viste de tonos pastel que suavizan su aspecto. El agua la alimenta, regatos, ríos, cascadas y pozas la convierten casi en un álbum de las postales más bellas.
Una suma de las mejores imágenes de primavera que hoy hemos querido compartir con ustedes.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook