Mapa de recursos


El Agua que Sana

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Visitamos el que dicen es el primer balneario de Galicia: el de Partovia.

En Carballiño brotan aguas de vida que a muchos les gustaría tener cerca, para que todo quedara en manos de la naturaleza.

 
Los romanos dieron el nombre y el primer uso al balneario de Partovia. Sus aguas brotan a la misma temperatura de nuestro cuerpo, por lo que el baño es sumamente agradable, y recomendable para la piel, reumatismos, y sistema circulatorio. Después del baño un sorbo para el aparato digestivo, y otro para el hígado. La anécdota más famosa de este balneario dice que un fraile de San Clodio que padecía fiebres reumáticas contraídas en la India, llegó en cama y salió por su propio pie.
No sólo emergen aquí las únicas aguas de la salud, capaces de lograr lo mismo que los medicamentos pero de modo más natural. En Carballiño también son punto de referencia en cuanto a aguas termales el manantial de O Baniño de Arcos de propiedad pública y el Gran balneario privado. Este último fue uno de los más visitados a mediados de siglo, entendemos que por las cualidades de sus aguas y por su magnífica construcción de 1900 obra de Daniel Vázquez-Gulías. Sus aguas ya eran conocidas en el siglo XVIII con el nombre de Poza de sanar. Debido al auge que está experimentando el sector termal en Galicia, es inevitable no pensar en planes de futuro para este hermoso entorno de robles centenarios y hayas, y sus increíbles aguas adecuadas para las afecciones hepáticas, dermatológicas y de garganta. Hasta 1933 fue de propiedad municipal y en la actualidad de la familia Quiroga. En esta zona aún conservan la temporada de aguas que comienza en otoño. Es entonces cuando acuden los bañistas a este manantial que reúne características muy extrañas de ver juntas en unas aguas. Baniño de Arcos es el único de estos manantiales minero medicinales que es público. Se conoce desde hace mucho y lo visitan todo el año, sobre todo en verano. La Escuela Taller do Arenteiro remodeló su fuente y su entorno, facilitando el acceso y embelleciendo la zona.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook