Mapa de recursos


Molgás el Gran Balneario

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Molgás es sobre todo una Villa Termal

Baños de Molgas cuenta con un antiguo balneario donde se puede disfrutar del descanso y la excelente gastronomía de la zona.

 
Un territorio cargado de historia y de vestigios monumentales. Un Monte, un santuario, y una burga. Estamos en Baños de Molgas, y comenzamos nuestro viaje desde aquí, el Monte Medo, en donde los historiadores sitúan la gran batalla entre los romanos y los galaicos.
Aquí se encuentra el santuario de los Milagros de Baños de Molgas.El recinto está rodeado de un gran muro de piedra en el que se abren cuatro puertas. En los alrededores nos encontramos con el roble de la virgen. Dicen que aquí apareció una figura de la Virgen, y cuando se la llevaron para el pueblo desapareció y volvió a aparecer al lado del roble. A partir de ahí se construyó una antigua capilla de la que hoy en día solo se conservan estos restos, y más adelante, en 1731, se edificaría el actual Santuario. La devoción a este santuario es extraordinaria no sólo en Galicia sino en muchos lugares limítrofes como León, Zamora, Asturias, y Portugal. Prueba de ello son las entre 80.000 y 100.000 personas que cada año llegan de peregrinación hasta aquí. Además la comida aquí es exquisita, en el hotel del Santuario podrán probar sabrosos manjares.
Baños de Molgas, como su topónimo bien indica, destaca fundamentalmente por sus aguas termales y sus balnearios. Y es que, como este puente deja ver, ya los romanos conocían la calidad de la zona.
Dotado de las más actuales instalaciones, es un lugar idóneo para el descanso y el relax del cuerpo y mente de cualquier persona.
Pero demos un paseo por el ayuntamiento del que Moncho Borrajo está enamorado. Justo al lado del balneario nos encontramos con esta escultura de Nicanor Carballo. En estos años todo ha cambiado. Lo que sí estaba ya cuando él nació es esta Iglesia de Almoite con sus cruceiros. Merece la pena acercarse hasta aquí y por supuesto sus petroglifos, que se pueden ver junto a la iglesia de Santa María.Y para Iglesias la de San Salvador, en el casco urbano. Y la de Santa Eufemia de Ambía, del siglo IX, de origen prerrománico.
No podemos irnos de aquí sin acercarnos a la antigua estación de tren, que en unos días se inaugurará como Museo Moncho Borrajo. Pero la cosa no quedo ahí. Y es que para Moncho es muy importante este proyecto.
Así es Baños de Molgas, artístico, histórico y con gente inolvidable.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook