Mapa de recursos


La catedral de Santiago celebra su octavo centenario.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En este año tan especial para el templo de Santiago les enseñamos algunos de sus secretos.

En el año 2011 se conmemora el octavo centenario de la consagración de la Catedral románica de Santiago de Compostela

 
Si el año pasado la catedral de Santiago estaba de fiesta con motivo del año Xacobeo en este continúa la celebración con el 800 aniversario de su consagración. Es por esto que, alegre, no puede esconder su sonrisa y brilla de una forma especial.
La catedral comenzó a construirse en el 1075, terminó de construirse en 1130, el pórtico de la gloria estuvo terminado en 1188, sin embargo continuaron otras obras dentro por ejemplo el coro pétreo del maestro mateo pero de hecho la solemnidad de la consagración no tuvo lugar hasta 1211 por iniciativa del último rey de León, Alfonso IX, padre de San Fernando, que está enterrado precisamente en la catedral de Santiago.
Cada año miles de turistas llegan de todo el mundo para conocerla y cada uno de ellos llevará para siempre grabado en las retinas un pedacito de ella.
Pues lo que más me ha gustado de la catedral ha sido su arquitectura, eh, el retablo, el altar, la cripta, y bueno pues toda la atmósfera que se vive aquí, por la llegada de tantos peregrinos de tantos lugares del mundo también, la atmósfera que se vive dentro.
Todo el retablo es una belleza, es una figura maravillosa, todos los candiles, la figura del apóstol Santiago desde luego, los restos del Apóstol Santiago. Todo es hermoso, ahora no he alcanzado a ver el tesoro, pero todo… es difícil, es difícil detallarlo, creo que todo hay que verlo, todo.
Efectivamente, hay que verlo todo. Y por esta razón hoy nos vamos a acercar a los lugares menos conocidos o habituales en las visitas, o simplemente en aquellos en los que casi nadie se detiene.
Esto siempre es algo personal, que cosas me llamaron la atención cuando comencé a conocer la catedral además de las grandes obras del pórtico de la gloria del altar que es evidentemente algo muy obvio. Pues pueden ser espacios como por ejemplo el relicario que guarda el bordón del Apóstol Santiago de acuerdo con la tradición, una pieza muy sencilla que está escondida junto a un pilar al lado del altar mayor. Otro lugar podía ser la capilla de la Corticela es una capilla que desde el siglo XV funcionó como parroquia de peregrinos extranjeros y vascos.
En esta misma capilla es curioso también el papel que juega el Cristo orando en el monte de los olivos. Este es, para los estudiantes su mejor amuleto, a donde van a dejar sus peticiones en un papel. En el otro lado del transepto pasa desapercibida la pila en la que Almanzor, cometiendo un sacrilegio, le dio de beber a su caballo o la lauda de Teodomiro, el arzobispo del momento en el que se descubrieron los restos del apóstol Santiago. Este personaje precisamente no fue más que una leyenda hasta que apareció esta lápida en las excavaciones de la catedral, abiertas al público desde hace poco más de un mes. En estas puede uno hacerse una idea de lo que fue el primitivo templo e incluso ver la vieja muralla de la ciudad.
Otro lugar poco frecuentado es aquel al que normalmente acuden solamente investigadores: el archivo de la catedral.
Podemos decir de entrada que es el archivo medieval más importante de Galicia y uno de los más importantes de España ya de entrada podemos decir que la historia de Galicia no se puede escribir sin acudir al archivo de la catedral de Santiago que es el más rico en documentación medieval pero también es un archivo riquísimo supone diríamos toda la documentación de la catedral de Santiago desde el primer documento de Alfonso IX, digo de Alfonso II el Casto, cuando vino hacia el año 830 cuando hizo el descubrimiento cuando fue el descubrimiento del sepulcro del Apóstol.
En este archivo, por cierto, los primeros documentos están casi todos ellos escritos en gallego. Pero si piensan que ya han visto todo están muy equivocados.
La gente los visitantes procuran ver cosas que nunca normalmente no se ven está siendo el éxito de las cubiertas de la catedral que antes era una cosa privilegiadísima para unos pocos ahora en turno y con las condiciones que hay de pagar esa cuota pueden ir todo el que quiera.
Si se deciden a subir no dejen de prestar atención a las curiosidades que los guías les contarán. Esta cruz por ejemplo es la de los harapos, porque allí era donde los peregrinos quemaban su ropa. Esta que apenas vemos es la carraca, que se emplea en Semana Santa para anunciar la misa porque las campanas simbolizan una alegría no propia de esas fechas. Y esta torre, llamada del tesoro y en forma de pirámide es habitualmente comparada con una de México, por lo que hay quien piensa que podría ser de influencia precolombina. Todos estos detalles están al alcance de su vista, solo tienen que prestarles atención para darse cuenta de lo interesante que pueden ser.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook