Mapa de recursos


Aguiño, la Punta del Barbanza

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Hoy seguimos la costa atlántica entre Aguiño y Baroña.

Aguiño es una pequeña población que conserva todo su sabor tradicional, un pueblo marinero por excelencia.

 
Entre la ría el océano se asienta Aguiño, una pequeña población que conserva todo su sabor tradicional.Si entramos en uno de los bares de su puerto será difícil no encontrar a algún marinero jubilado como José Sampedro, que empezó a ir al mar a los 13 años. Porque aquí todo el mundo vive del mar, y es difícil despegarse de él. José ahora solo va por hobby, pero lo tiene claro.
Y como queremos sentir el encanto del mar, acompañaremos a los percebeiros en su jornada de recogida de producto. Una hora antes de la seca ya están cogiendo percebes, y tendrán que parar una hora después de la bajamar. Eso sí, siempre con mucho cuidado porque ésta es una profesión muy arriesgada. A pesar de que brilla el sol el mar no está muy tranquilo hoy pero es lo que les da de comer.
En Ribeira está uno de los puertos más importantes de Europa Y es que aquí se pesca de todo. Es hora de volver a puerto y limpiar bien los percebes, porque en dos horas empezará la subasta en la lonja. En tierra la cosa cambia, ha pasado el peligro por hoy.
Y ahora que hemos visitado el puerto nos acercaremos al club náutico. Con 250 amarres Y casi 40 años de vida se ha convertido en un lugar de referencia. Clases de vela, para niños, para gente con discapacidades físicas o psíquicas, y las regatas competitivas le han llevado a ser el cuarto club náutico de Galicia por el número de regatas y el primero de la ría de Arousa.
La demostración de que Ribeira, y sobre todo Aguiño, siempre fueron importantes por su mar es su puerto fenicio
Pero habrá que hacer una parada para comer y degustar los manjares de esta tierra. Estamos en el faro de Sálvoradonde la especialidad es el pulpo, pero hay mucho más para elegir.
Después de una buena comida nos daremos un paseo por las playas de de la zona. La de O Castro es la más emblemática, por estar en a los pies de Aguiño. Pero hay otras pequeñas playas con encanto como la de Fontánun bañito nos vendrá de maravilla. Coroso es otra playa familiar, muy concurrida en verano e ideal para los niños. Y si seguimos las costa llegaremos a Palmeira, la playa de La Corna, que comparte con otro ayuntamiento, Pobra do Caramiñal. Nos quedaremos un rato descansando en este arenal.
Después de todo lo que hemos visto no es de extrañar que mucha gente escoja esta tierra para vivir. Y como todavía queda mucho por visitas buscaremos un lugar donde pasar la noche. Llegamos al Hotel Rustico Punta Couso. El complejo hotelero Punta Couso, está formado por tres edificios del siglo XVIII, restaurados con gusto y materiales nobles del país. El Deán de la catedral de Santiago, Don Malvar y Pinto, construye en 1787 en la finca de Couso, que se extendía desde la laguna de Vixán, hasta el pueblo de Aguiño, un conjunto de edificios de labranza, que son rehabilitados por sus descendientes en el año 2004, para crear el Hotel Restaurante Punta Couso. Con siete habitaciones dobles y una suite con jardín privado, es ideal para pasar unos días y profundizar más en la belleza de la zona.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook