Mapa de recursos


Navegando por la Ría de Ares

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Ría de Ares baña tres de las villas veraniegas mas importantes de la Costa Ártabra.

Embarcamos en el club náutico de Ares para mostrarles la belleza de esta ría con sus hermosos y tranquilos arenales, visitados por miles de turistas.

 
En la mitología griega, las sirenas eran concebidas como seres fabulosos con la parte inferior del cuerpo de un ave, y con la superior de una mujer alada. Así las describe Homero. Pero la sirena que nadaba por los mares de Ares era muy distinta a las griegas. La suya era una sirena marina. Hasta la cintura mujer y de cintura para abajo un pez con cola rosada y escamas de plata. Vivía en las profundidades del Mar de los Ártabros, el mismo que hoy tomaremos recorriendo desde Ares a Pontedeume.
Partimos del puerto deportivo de Ares, el Club Náutico Ría de Ares nace en 1986, aunque realmente su actividad comenzó el año anterior como escuela de vela. Desde esa fecha hasta la actualidad, este Club ha ido en progresiva evolución en la promoción y práctica del deporte de la vela, con la organización de regatas, actividades y campeonatos deportivos de todas las modalidades.
Nada mejor recorrer estas aguas con una campeonas de España, todas ellas forman parte del sector femenino del Club de Remo de Ares. Más de 50 años lleva Ares practicando remo, el club fue fundado por Don Francisco López Sánchez, Pancho, 5 décadas después, atesora un amplio palmarés de premios, algunos incluso olímpicos.
Nuestras primeras vistas son las de las playas del pequeño ayuntamiento coruñés, la de Ares, la de Seselle y Raso para acabar deteniendo nuestros ojos en el Castro del Mouron uno de los primeros lugares habitados de la zona, pasado el tiempo nacieron los pueblos lindantes, entre ellos Redes.
Seguimos por la costa divisando calas que servirán de punto de encuentro a visitantes y nativos en los próximos meses. Hasta llegar a Cabanas y la playa de la Magdalena. Dos puentes separan y unen Cabanas y Pontedeume. Si atravesamos el de hierro y nos acercamos a la costa de Pontedeume encontraremos las Islas Mirandas, donde al parecer descansaba la sirena de estas aguas.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook