Mapa de recursos


Parque Natural Fragas del Eume

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Fraga del Eume es uno de los más emblemáticos espacios naturales de Galicia.

Encajado en el cañón del Eume es el bosque atlántico costero mejor conservado de Europa y uno de los tesoros botánicos de Galicia .

 
Cuenta una leyenda que Dios, al crear los tres ríos que nacen en la sierra de O Xistral, el Eume, Landro y el Masma, le prometió un hombre cada año al que llegase primero al mar. Traicionado por los otros dos, que lo dejaron durmiendo, el río Eume tuvo que cruzar valles y montes para ganar. Por eso nació y creció bravo y agreste y, antes de que apareciesen los embalses de su cauce, también llevaba cada año la vida de un hombre.
Ochenta y cuatro kilómetros mide el río Eume y en su cañón configura el bosque atlántico costero mejor conservado de Europa. As Fragas do Eume se convirtió en julio de 1997 en Parque Natural.Un espacio visitable, pero protegido.
Sus más de 9000 hectáreas pertenecen a cinco ayuntamientos coruñeses. Cabanas, A Capela, Monfero, Pontedeume y As Pontes de García Rodríguez, todos ellos de la provincia de A Coruña. Que proporcionan terreno y curiosamente algún habitante a las Fragas. En la actualidad residen en el parque poco más de 500 personas.
Los bosques de robles son su principal referencia, pero en las zonas próximas al río encontramos auténticos tesoros forestales. Alberga algunas especies de helechos casi exclusivas y también esconden algunas especies animales endémicas y en peligro de extinción, desde pequeños anfibios y reptiles, como la salamandra hasta especies mayores, como el lobo o el gato montés o el búho real.
Estamos en un espeso bosque donde las ramas dificultan el paso de la luz y del viento y mantienen así una humedad y una temperatura casi constante en el suelo. El color sí se abre paso en todo el Parque.
El paso del hombre por el bosque a lo largo de la historia se evidencia en los restos que están repartidos por el parque. Uno de los más impresionantes es el Monasterio de Caaveiro. Este monasterio se remonta a épocas anteriores al 936. Es un monasterio diferente, ya que carece de un claustro centralizador de la vida monacal. Esto se debe a que más que un monasterio era una Colegiata que servía de lugar de retiro ocasional para un pequeño grupo de canónigos. Punto relevante es su ubicación, muy apropiada para retiros en soledad debido a su aislamiento en medio del frondoso bosque, sobre un enorme promontorio que sobresale del profundo valle del río Eume.
También de aquí surge una leyenda relacionada con su fundador San Rosendo. Acérquense hasta aquí para escucharla y recorran la orilla el río con calma, merecerá la pena.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook