Mapa de recursos


El Tramo Final del Tambre

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo les invitamos ahora a buscar la calma del río, cuando el Tambre sirve de espejo a los más asombrosos espacios naturales.

El fin de nuestro viaje nos lleva hasta la Central Hidroeléctrica del Tambre cuyo edificio central fue proyectado por el arquitecto Antonio Palacios y ya en el estuario del río el legendario Ponte Nafonso

 
Por la vieja carretera Santiago-Noia, antes del desvío al polígono industrial, un cartel nos indica Central Hidroeléctrica del Tambre y nos invita a seguir una serpenteante carretera de montaña con constantes invitaciones a la parada. Porque así lo requiere el paisaje de montaña, ría y mar que solo alcanzamos de este sitio impresionante.
Antes de llegar al río, la primera sorpresa, la increíble obra de ingeniería hidroeléctrica: tubos y más tubos que se posan en el monte para que descienda con fuerza por ellos el Tambre embalsado hasta la central más bella que haya podido imaginar.
Es un edificio diseñado por el arquitecto Antonio Palacios, que se encargó de que nada faltara en el conjunto hidroeléctrico. Incluso tiene su toque la casa del guarda y el jardín arbóreo, con singulares especies.
Aquí el río es testigo mudo de cuanto sucede, porque ya se ha calmado, como si percibiera la cercanía de la ría, que es su morir. Pero antes dejará su mejor huella: un estuario magnífico, declarado de interés ecológico, donde los juncos nadan en el Tambre mas caudaloso. Luego, pasa bajo la Ponte Nafonso, una obra de la que poco se sabe salvo que se llama así porque su constructor fue el rey Alfonso XI. Tenía 27 arcos pero solo se conservan 20. El entorno es fantástico, sobre todo en el lugar en donde descansan las" gamelas "y Outes se acuesta sobre el lecho del río. Un poco mas allá la Ría de Muros-Noia se bebe al Tambre y así termina su historia.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook