Mapa de recursos


Plan de Prevención contra los Incendios Forestales en Galicia

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde la Consellería de Medio Rural se sigue con eficacia y metodología la puesta en práctica del Plan de Defensa contra los Incendios Forestales, PLADIGA

La Consellería de Medio Rural, dirigida por Samuel Juárez, es consciente de la amenaza que los incendios suponen para el desarrollo rural y de la vital importancia del compromiso de los municipios de alto riesgo en los trabajos de prevención.

 
Hay en Galicia un total de 108 municipios considerados de "alto riesgo" en materia de incendios y es a ellos a quien ha dirigido esta vez su especial atención laConsellería de Medio Rural, del gobierno gallego, para que llevasen a cabo los trabajos de prevención previstos en PLADIGA, el plan general de la lucha contra el fuego.
Verdes Castros, sí, pero no frondosos bosques. Nuestro pasado más inmediato nos muestra una Galicia menos agreste. El incendio forestal, tal y como lo conocemos, es un fenómeno joven, y sin embargo, nuestro subconsciente colectivo relaciona los primeros rayos con las primeras llamas. Surgieron a finales de los 70. Tras la devastación de los 80, llegaron a quemarse 200 mil hectáreas, se puso en marcha, ya en los 90 un Servicio específico de lucha contra el fuego. En 1995 llegaron a registrarse 15000 fuegos, y no fue hasta el año 2006, que nos dejó una dramática cifra, casi 100 000 hectáreas de superficie devastada, cuando Galicia empezó a reaccionar.
La lucha contra el fuego ha evolucionado hasta el momento en elPlan de Prevención y Defensa contra los incendios Forestales de Galicia. Como medida de prevención, este verano 195 ayuntamientos gallegos estarán en máxima alerta. Al menos una de sus parroquias ha sido considerada zona de alto riesgo de incendios por el Plan. Es decir, zonas de prioritario seguimiento, tanto por el peligro implícito para las personas, como por la vulnerabilidad del suelo o el historial incendiario de una zona en concreto. La cifra coincide exactamente con la del año pasado y abarcará casi millón y medio de hectáreas, el 70% de toda la superficie forestal de Galicia.
Curtis, es uno de los 54 ayuntamientos coruñeses en alerta. En tres de las cuatro parroquias de Curtis siempre se produce algún fuego. Desde 2007, el aprobado Plan de Ordenación Municipal aleja de la población el suelo forestal y delimita la distancia entre las viviendas y las plantaciones.
Los primeros pasos en el largo y complicado camino de la lucha contra el fuego en Galicia los damos en educación y prevención. La Escuela de Telecomunicaciones de la Universidad de Vigo va más allá. Uno de sus laboratorios trabaja en una red de comunicación y alerta ubicada en los montes de Galicia. Deberían colocarse con una distancia media de 70 metros para que la comunicación entre ellos y una centralita fuese correcta, y si transmisión de información se produjese cada 5 minutos su aviso de fuego se haría con las primeras llamas.
Pero es que mientras unos gallegos se dedican a luchar por nuestra masa forestal, otros se empeñan en quemarla. Tres de cada cuatro incendios son provocados. Una estadística que arrastramos desde los años 80. La ley establece un amplio abanico de condenas para los delitos de incendio. Las penas oscilan entre los seis meses y un año, por ejemplo, por imprudencia grave durante de una quema, y los diez años, con los que se persigue a los autores de incendios dolosos en los que, además de intencionalidad, se dan circunstancias agravantes, como peligro para vidas humanas.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook