Mapa de recursos


Baiona es la Costa de la Luz

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En Baiona encontraremos paisajes fantásticos desde alguno de los miradores que encaran la Costa de la Luz

La costa de Baiona es hipnótica. Si buscamos los miradores apropiados gozaremos de los placeres paisajísticos más impresionantes y todos están a mano, en su litoral, en la que llaman Costa de la Luz.

 
Y por eso son tan importantes sus puertos, que flanquean esa costa luminosa y también por ello son cada vez más los que eligen esta zona para navegar; así que veámosla primero a pie del mar.
Ernesto Cortina Lleva ya 8 años en Baiona y confiesa que le apasiona todo lo que la rodea. Por eso ahora tiene pensado dar la vuelta al mundo y cruzar 4 veces el Atlántico en su barco, el gran Hoití, y partirá de Baiona y toda la organización la está llevando a cabo desde Baiona.
Con el Club de Yates con el que cuenta la villa es normal que escogiese esta zona para navegar. Con 222 amarres, y a pesar de considerarse una marina pequeña son numerosos los socios que conforman este club. Sus principales actividades están orientadas a la promoción de la vela, con cursos, regatas, algo que en verano se intensifica. Pero hay una parte del mar que no es ocio, sino economía porque al fin y al cabo Baiona siempre ha sido una villa de tradición marinera.
Echemos un vistazo a su mar desde el mirador de la Virgen de la Roca. Esta obra del arquitecto Antonio Palacios se eleva a unos 100 metros sobre el nivel del mar en el monte Sansón. Las mejores vistas las obtenemos si nos subimos al barco que la virgen porta en su mano derecha. De ahí nos iremos hacia Cabo Silleiro, que también es faro. Su luz blanca centellea cada 15 segundos y su alcance es de unos 65 km. Este faro ya un símbolo de esta costa, que nos deja postales del Atlántico que impresionan. Justo al lado están las baterías militares. Estos históricos cañones, escondidos sobre la falda de la montaña, estaban comunicados con un el cuartel militar mediante pasillos subterráneos-
Baiona tiene otros espacios naturales para caminar y vivir junto a la costa de la luz. Si lo hace encaramado a lo alto de la Serra da Groba, que es el reino de los cabellos en libertad, obtendrá la mejor postal marina que haya visto jamás con el telón de fondo del Atlántico infinito.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook