Mapa de recursos


O Courel

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La montaña mágica

Un reportaje sobre O Courel podría hacerse sin palabras, únicamente con imágenes, pues ellas solas hablan de belleza, grandiosidad, abandono, el paso del tiempo, las estaciones....

 
Pero aún hay alguna cosa que permanece oculta detrás de tanta grandeza, y que es interesante contar. Le llamamos O Courel pues así lo dicen los que aquí viven. Unos estudios apuntan a que el nombre procede de viento del norte, otros que de aurum, oro. Estamos en el sureste de la provincia de Lugo en lo que sería una prolongación de la cordillera cantábrica. Esta es una zona digna de conocer a nivel internacional, por sus más de 30 cascadas, 25 castros, 18 cuevas o grutas por su formación caliza, 19 herrerías, y más de 800 especies botánicas, entre ellas un bosque de hayas.
En el aula de naturaleza que dirige José Luis Janeiro, enseñan a todo tipo de visitantes a cómo disfrutar de la mejor manera de una zona tan rica en flora y fauna. También es rica en calma y tranquilidad. Puede que contribuya al silencio la amenazadora carretera que discurre por sus montes y que desanima a cualquiera, o que realmente este lugar se está logrando mantener virgen en pleno siglo XXI. Y es que O Courel, aunque es pura naturaleza, está habitado y mucho más lo estuvo en el pasado. De hecho hay 3 poblaciones destacadas dentro Folgoso do Courel, Seoane y O Incio. En tiempos en sus montes se escondieron los escapados en la guerra, también los lobos, osos... El hombre supo respetar estas montañas y su desaparición no ha sido buena para el equilibrio natural. De hecho las mejores rutas para recorrer esta zona la mejor opción es recuperar las antiguas rutas del hierro, las del vino, las que recorrieron los courelanos a lo largo de los siglos. Muchas han sido devoradas por la maleza, y habría que recuperarlas en vez de algunas pistas que se utilizan. La mayor parte de las especies botánicas están más hermosas a partir de primavera, pero en invierno O Courel sobre todo impone.
Los romanos ya extraían de estas montañas cobre, hierro y oro. Hoy en día sólo pizarra que parece que se formó hace 450 millones de años. Las canteras no constituirían un problema irresoluble si no progresasen. Es mayor el daño que hacen las escombreras, ya que encima y debajo de la pizarra tirada no crece casi nada, y contaminan los ríos.
Además de frondosos valles y sierras abatidas por el viento, también hay restos humanos de otras épocas como el castillo de Cabedo de finales del siglo XVI.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook