Mapa de recursos


Zas, Viaje al Pasado

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Pedra Vixia, Dolmen a Piosa, Ponte de Brandomil o las Torres do Allo son algunas ejemplos del gran patrimonio histórico de Zas.

Los amantes de la historia se llevarán más de una sorpresa en este municipio de Zas, en donde hasta los romanos dejaron su huella. Vamos a conocer su pasado

 
Tradición y cultura se juntan y forman un todo místico, en Zas , donde dicen que en cada rincón encierra un cuento basado en la historia, que nos traslada a tiempos remotos y la riqueza de sus monumentos históricos configuran interesantes itinerarios.
El ayuntamiento alberga casi veinte asociaciones culturales, que se encargan de mantener esta tradición y guardar la historia. Una de ellas es la de las Cantareiras de Baio, que están a punto de cumplir quince años cantando juntas.
El origen de Zas pudo haber sido Brandoñas, en cuya cercanía se encuentra el dolmen del Arca da Piosa o en el Castro de San Adrián. Son huellas de hace cinco mil años y el paisaje nos invita a seguirlas. Pero es en Brandomil donde se ve esa romanización tardía y sus tres huellas esenciales en su paso por el concello de Zas . El puente de Brandomil, que se encuentra bañado por las augas del río Xallas pudo nacer ya con el paso de los latinos pero su estructura actual es más parecida a la medieval. Se reconstruyó después de que se derruíra parcialmente en 1989. A su lado está el castro romanizado y tiene una estructura muy similar a los que se pueden ver en San Adrián de Castro, donde se celebra la fiesta anual de la Carballeira de Zas o los de Vilaéstevez o Pico da Cruz.
En donde se documenta la mansión Grandimirum, al pie de la Per Loca Marítima estaba una de las vías romanas mas destacadas de la Gallaecia y abre el camino al puente de Brandomil.
Son muy importantes los vestigios renacentistas, a destacar el gótico tardío o isabelino de la iglesia de Zas; pero también los restos barrocos o neoclásicos de otros templos, como por ejemplo los de Baio o Loroño.
El emblema monumental de este territorio son, sin duda, las Torres de Allo del siglo XVI, que el hidalgo Gómez de Riobóo mandó construir a un desconocido arquitecto al parecer de la escuela de Enrique de Egas. Hoy alberga un centro de interpretación que hace que sus visitantes viajen a la época de bonanza de los Riobó para conocer al detalle cómo era la vida diaria de esta familia noble gallega. Su cuerpo horizontal con dos cubículos a cada lado nos recuerda mucho a la estructura de la casa consistorial de Zas.
Los numerosos pazos que se distribuyen por todo el ayuntamiento hablan de un pasado importante y residencial. Dos de ellos son el pazo de Romelle, de la familia Caamaño, que con sus impresionantes torres muestra el poder que poseía esta familia a principios del siglo XVIII. A su lado está otro de los pazos más impresionantes de la zona, el pazo de Edreiras, que pertenecía a la familia Leis y que como el de Romelle, conserva aún hoy su capilla fundada en 1738.
En el antiguo pazo de Torres do Allo se celebra cada año el desfile que organiza la Asociación de Amigos do lino, en el que expone sus diseños hechos a mano. Esta asociación lleva ya 17 años conservando viva esta tradición y colabora con las encajeras, celebran fiestas y otros eventos que las han llevado por todo Galicia, España e incluso hasta Francia o Tokio.
Otra de las asociaciones de la zona es la compuesta por las cantareiras, la Asociación Cultural Adro. Además de cantar y tocar la pandereta en Baio, también han viajado por todo Galicia y han actuado en Latinoamérica.
La unión de tradición e historia hacen de Zas, sin duda, un ayuntamiento lleno de encanto.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook