Mapa de recursos


Pontevedra y su Bella Zona Monumental

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La peatonalización del casco histórico de Pontevedra supuso un cambio sustancial en la forma de ver y vivir la ciudad.

Pontevedra posee uno de los conjuntos históricos y monumentales más importantes de Galicia que nos sorprende por su arquitectura, calles empedradas, bellos soportales, singulares edificios y hermosas plazas.

 
Pontevedra posee uno de los cascos antiguos más hermosos de Europa, y uno de los mejor humanizados. En los últimos años ha recobrado su imagen y ha recuperado habitantes, proporcionando prioridad al peatón. Se trata de una ciudad concebida para disfrutarla a pie, con pocas distancias, pero mucho contenido en pequeños tramos.
Santa María, monumento histórico-artístico desde 1931, templo que conjuga a la perfección Gótico tardío y Renacimiento.
No es difícil adivinar lo que se vendía en esta plaza de la Leña, que hoy todavía conserva su cruceiro del siglo XV, que algunos creen que coronó A Ponte do Burgo.
Tampoco es complicado averiguar el origen de la Herrería. Se funde con las plazas de Ourense, de la Estrella y con los jardines de Casto Sampedro, para generar un gran espacio de paseo y ocio. En sus soportales encontramos la cuna del comercio tradicional y el itinerario de la vía romana XIX, y con el camino Portugués.
Su planta está inspirada en una concha de vieira. Construida a partir de 1778, la Iglesia de la Peregrina es una de las edificaciones más simbólicas de la ciudad, dedicada a la patrona de Pontevedra, la Virgen que según la tradición guiaba a los peregrinos desde Baiona a Compostela.
La peatonalización del casco antiguo pontevedrés fue pionera, también lo es la limitación a 30 kilómetros hora del tráfico en el vial de su ensanche.
A Moureira y A Ponte do Burgo fueron y siguen siendo símbolos de la ciudad. La primera como hábitat del gremio de Mareantes, núcleo de pesca y salazón y cobijo de San Roque santo protector contra la peste. La segunda, este puente, porque bautizó Pontevedra. Una piedra que unió caminos, que hoy conducen hasta aquí a nuevos habitantes cada año.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook