Mapa de recursos


Vilanova Dos Infantes

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Aunque Vilanova dos Infantes está rodeada de tierras de labranza y ganado, es un oasis casi urbano.

El ilustre nombre de Vilanova dos Infantes ya indica muchas cosas. Y es que ni la historia de este lugar, ni las actividades de sus habitantes eran las habituales. No vivían de la tierra, no se conservan las costrucciones típicas, ni lo más importante son las monumentos religiosos. Su nombre se puede deber a que en la villa residieron varios hijos de monarcas, y a que aquí mandaban los reyes, ajenos a la jurisdicción eclesiástica.

 
Vilanova dos Infantes vió nacer a los padres de San Rosendo y a su familia desde el segundo tercio del siglo IX. Su madre Santa Ilduara fundó el monasterio de Santa María. Pero ahora ya no está pues lo mandó trasladar el rey Alfonso X. El resto de otra época que verdaderamente preside el paisaje de Vilanova, el que es un emblema es la Torre Homenaje, aunque no nos olvidamos del santuario de la Virxe do cristal. La Torre pertenecía a un complejo de edificaciones defensivas y de vivienda de los nobles. Poco después fue destruida por las tropas irmandiñas, y se señalan dos fechas 1467 y 1474. Desde hace unos años ha recuperado su esplendor, y vuelve a tener un cometido, esta vez el inverso. Si en tiempos sirvió para defender a esta villa fortificada, ahora es la sede de la Fundación Terras de Celanova como eje dinamizador y escaparate cultural de esta comarca.
Aunque Vilanova sea pequeña posee otros muchos reclamos, y su fama se debe a diferentes motivos. Su vecino de Celanova Curros Enríquez le escribió el Poema A Virxe do Cristal con el que ganó un certamen. Este no es un santuario muy típico, su leyenda es especialmente hermosa. Habla de un labrador que encontró la imagen de la virgen dentro de un trozo de cristal, aunque no lo consideró valioso. Fue gracias a una pastora que la imagen se elevó a la importancia actual ya que dicen que ninguna mano humana podía haber conseguido aquella pieza. La lista de milagros y curaciones es extensa. En Vilanova hay otra iglesia, la de San salvador de principios del siglo XVII, de la que destaca su retablo y un excepcional cristo medieval. Pero lo más exquisito en Vilanova dos Infantes es recorrer sus empedradas calles y descubrir en cada rincón detalles impresionantes. Cada zona en esta villa es diferente, existe la asimetría, uno de sus principales encantos. Algunas casas ostentan escudos blasonados, una huella más de la presencia de la nobleza, en este magnífico lugar. También hubo una importante colonia hebrea a partir del siglo XIII, responsable de que la mayoría de los habitantes de Vilanova se dedicasen a los oficios artesanales, sobre todo al calzado. El hecho de vivir de esta actividad les colocó, quizás sin pretenderlo, en una posición elitista en la zona, auque también les hizo dependientes de los productos de la gente del campo. Este poso cultural que impregna toda la villa también se percibe en el hecho de que conserva una de las bandas más antiguas de Galicia y unas particulares danzas gremiales. Así se comprende que haya sido la cuna de grandes poetas, y aún Mendéz Ferrín conserve aquí una casa. Pero aunque sus encantos proceden de otras épocas, y la emigración y la llegada de las fábricas de calzado casi acaban con la población, existe un futuro. La artesanía les puede devolver la vida, y también diferentes actos culturales que se comienzan a celebrar.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook