Mapa de recursos


Voces de piedra.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El laberinto pétreo de la playa de Mogor es uno de los mayores enigmas de la prehistoria española.

Nos planteamos de nuevo la eterna pregunta, ¿qué quieren decir esos dibujos?. ¿Son mensajes cifrados en un lenguaje arcaico o simplemente formas de expresión de nuestros antepasados, una especie de graffitis de la edad del bronce?.

 
El laberinto pétreo de la playa de Mogor es uno de los mayores enigmas de la prehistoria española. Se han hallado dibujos similares en Suecia, Laponia e Islandia. También en Italia, Irlanda, Creta, Grecia y Siria. Expertos de todo el mundo han hecho un viaje hasta Marín para estudiarlos y casi siempre aprovechan la visita para echarle un vistazo también a las mámoas. No hay que olvidar que la península del Morrazo es una de las áreas megalíticas de Galicia. Los primeros pobladores de estas tierras eran así de creativos. Después llegaron los romanos, de espíritu más práctico y los normandos, que mostraron un carácter bastante violento al arrasar estas costas. Lo que hoy es Marín, fue por mucho tiempo, nada más que un hangar para lanchas y aparejos. Aquella villa se extendió tierra adentro y se convirtió en Santo Juliano do Valle Marini. Un caballero de la corte de Doña Urraca, Diego Arias de Deza, recibió de la reina el coto de Marín como pago de sus buenos servicios. A la muerte de su esposa, este caballero tomó el hábito en el monasterio de Oseira y cedió sus posesiones a ese cenobio. Desde entonces la suerte de Marín quedó unida al monasterio de Oseira en calidad de priorato y ahí comienza la historia del famoso pulpo do Carballiño que llegaba a tierras ourensanas desde Marín, en forma de tributo. El edificio del priorato estaba al lado de la iglesia que hoy se conoce como el templo antiguo de Santa María del Puerto, pero originariamente fue la ermita de Nossa Senhora de Guía, el primer edificio del núcleo urbano que creció a su alrededor. Hay otros templos interesantes. El románico está representado por la iglesia de Santa María do Campo, del siglo XIII. La iglesia de Santo Tomé de Piñeiro queda un poco más arriba y nos sorprenderá con su peculiar ábside pentagonal. Otra iglesia que no debería dejar de visitar el viajero es la de San Julián y se debe aprovechar cualquier oportunidad para admirar los cruceiros esparcidos por multitud de rincones de este municipio.
Los pazos son el fiel reflejo del pasado señorial de esta tierra. Además del pazo do Cadro, está éste de San Blas de Aguete, hoy dividido por las particiones de una herencia. Conserva parte de la construcción original, el hórreo y también la capilla. Desde allí se divisa otra morada noble, el lugar donde vivió Juan Gago de Mendoza, corsario, guerrillero y caudillo al servicio de la patria.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook