Mapa de recursos


Outes, los orígenes de Aida Leiro Chazo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Aida Leiro vive en en la ciudad mexicana de La Paz y quiere conocer Outes, donde nacieron sus abuelos.

En su honor y en el de sus padres nos iremos a Outes, AIDA LEIRO CHAZO; aunque supongo que ese lugar donde vive, La Paz, al lado del cálido Pacífico, no está nada mal.

 
En el territorio fantástico que va del monte pétreo a la ensenada magnífica hay un universo de sueños alimentados por una canción de invierno, que entonan el viento de la cumbre y las olas de la playa.
Habitan en Outes la belleza y la fantasía, que nacen en medio del paisaje marino, de olas de colores, frágiles y limpias; y trepan por las laderas para procurar fantasmas pétreos en las cumbres, desde las que se alcanza el amplio horizonte atlántico por donde vino Noé, el Patriarca.
El monte Tremuzo es el éxtasis y el estuario del Tambre, cuando busca el mar bajo la Ponte Nafonso, es la calma solo interrumpida por el rumor de imaginarias ninfas, que nos invitan a perdernos en la mera contemplación de la vieja aldea reflejada en el río, entre los juncos.
Mientras, las gamelas de invierno buscan la playa, habitada por el berberecho y la almeja, uno de los muchos misterios que oculta el agua mansa de la ría. Sin embargo, en los prados verdescentes de la media ladera, el ganado bebe el agua color cristal de los ríos Tines y Donas.
Serra de Outes escribe su historia, cada día, entre la tierra admirada y la hermosura.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook