Mapa de recursos


Vacaciones en Palacios

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Las “feiras” han resultado fundamentales en el desarrollo de la ciudad de Carballo como capital comarcal.

De las ferias actuales, a las de hace más de cincuenta años, Carballo siempre ha tratado bien a las gentes que se han acercado a este lugar para comprar y vender.

 
Se han dejado notar, para muestra, en las célebres casas de comidas, algunas aún en pie, como la situada en la casa donde nació Alfredo Brañas, el padre del “rexionalismo galego”. En ella se degusta unas de las empanadas más sabrosas de Galicia. Además de buena mesa, Carballo está preparada para acoger a sus visitantes, por ejemplo en el hotel Punta del Este, uno de los establecimientos más afamados de la comarca. Diseño actual y agradable, confort y todos los servicios, tiene bien ganado su prestigio. El turismo rural es la modalidad en boga actualmente, y en este capítulo, Carballo se merece una matrícula de honor. Así lo atestiguan la Casa Mar de Queo, en Bertoa, o la Casa Grande de Entremuros, en el valle de Cances, una casa hidalga del siglo XIX que se ha restaurado respetando las señas de identidad del inmueble, pero conjugándolas con las comodidades de hoy en día. En el Pazo do Souto tendremos la ocasión de disfrutar de vacaciones en un auténtico palacio. Sus piedras son del siglo XVII, época en la que desde la atalaya en Sísamo se controlaban grandes extensiones de terreno. Sus fabulosos interiores dan fe del esfuerzo de sus propietarios por llenar de vida lo que eran unas ruinas hace apenas unos quince años. Quien visite este pequeño hotel de doce habitaciones disfrutará de su estancia entre señoriales piezas de anticuarios, para lograr la ambientación acorde con el abolengo del pazo, que cuenta, además, con servicio de restaurante y cafetería. Pero hay opciones para todos los bolsillos. Carballo cuenta con dos camping, Baldaio y Os Delfíns, perfectamente equipados con todos los servicios y con la posibilidad de alojarse en unos curiosos bungalows. Pero lo mejor de todo es la proximidad con la playa de Razo y la laguna de Baldaio, un marco impresionante para las vacaciones.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook