Mapa de recursos


Mar de Cangas - La Villa Marinera

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Van y vienen las olas a los arenales de Cangas testigos del embrujo de aquella meiga, María Soliña, cuyos ojos brillaban más que la luna sobre el agua.

Este es un mar mágico de leyendas y tesoros, cantado por los poetas medievales, por los románticos del siglo XIX y también por los contemporáneos.

 
Y el hogar de la gente con salitre en la piel, protagonista de la eterna aventura en las horas de la luz nocturna. Mariñeiros que siempre lo miran y casi siempre están sobre él; porque solo en este mar encuentran la vida.
Navegamos por la Bahía generosa que envía su canto a la playa meiga de Limens, de Nerga, de Barra o de Menduiña.Esta es la paz de sal elemental que encontramos, cuando admiramos un paisaje iluminado por la luz cambiante de cuatro estaciones en un solo día. Emergen islas y crecen puertos en sus riberas. Y nacen a flor de agua las bateas de la modernidad. También es esta Bahía un gran espacio de ocio para que los viajeros del mar sientan el placer de navegar… mientras pasan, viajeras, nubes rojas de atardeceres interminables.
Cangas posee el embrujo de su mar.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook