Mapa de recursos


La Costa de Cangas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Les proponemos ahora una ruta por las playas y pueblos marineros de la costa de Cangas.

Les invitamos ahora a recorrer un litoral de una belleza única, de fantásticas playas y pequeños pueblos marineros de enorme encanto.

 
Darbo, Hío, Barra, Aldán, son pequeños núcleos que nos invitarán a descender de los cielos para disfrutar de la tierra. A un lado las Cíes y al otro, Area Milla. Por el aire o por mar la belleza de esta costa conmueve. Por tierra estaremos en Darbo, poco más allá de la vieja factoría conservera de Massó y cerca de Limens, el primer paraíso terrenal que aún conserva intacto su sistema dunar. Aquí hay que tomar el coche de nuevo para no perdernos la joya monumental de Hío, el cruceiro más famoso de Galicia. Es todo un símbolo y ahí está, consustancial con la iglesia y en el entorno más visitado de esta parroquia. Un monumento nacional que es en definitiva un conjunto escultórico de enorme valor artístico, obra de Ignacio Cerviño Quinteiro al que algunos confunden, curiosamente, con José Cerviño, conocido aquí como Pepe da Pena. Como contábamos, el cruceiro es la gran obra de la cantería artística de Galicia y data del año 1872.
Volvamos nuestros pasos hasta el mar para, desde Hío, llegar a Nerga, que es la playa favorita del viguismo más fiel al territorio del Morrazo. De arena blanca, muy cálida y protegida de los vientos del norte es la playa familiar de la zona. Al otro lado está la playa de Barra que admiramos volando… Es playa nudista y tiene el privilegio de marcar la ruta costera que te lleva hasta uno de los lugares más hermosos del país. Cabo de Home separa las rías de Vigo y Pontevedra poniendo como límite sus rocas de aguja. Emerge de la playa de los desnudos por el mar de los poetas y desde una pequeña pero fulgurante bahía donde se refugia la belleza. Es el punto clave de la peligrosa Costa da Vela. Nació para ser faro pero pronto se convirtió en mirador excepcional del espacio atlántico que posee las más curiosas formas litorales. Cabo de Home es el faro guardián de la Costa da Vela. Así se conoce en términos marineros porque "hay que darla toda" si se navega próximos a los acantilados de la Illa Osa, que, a veces, se oculta cruel bajo la espuma blanca, para provocar heridas de espanto en los corazones marineros. Este lugar es impresionante, pero aún hemos de volar doblando Punta Couso para que aparezca ante nosotros la Ría de Aldán y la segunda villa marinera de este municipio de Cangas. Porque si la bahía enamora, desde tierra sorprende y mucho el casco urbano de Aldán. Les contaremos que esta es zona de pazos y grandes residencias desde el siglo XVIII, lo que bien dice de la bonanza del lugar, que tiene un rico pasado medieval. El viajero puede perderse una visita a los pazos de Aldao y Vista Alegre o un agradable paseo por la senda fluvial de la Finca do Conde… porque es el burgo marinero lo que más llama la atención. Desciende hacia el mar desde la ladera y el neoclásico templo parroquial, en medio de hórreos centenarios, hasta el puerto pesquero, lleno de tipismo y colorido. De aquí parte un paseo marítimo que nos invita a admirar la ría, la más pequeña de todas las rías gallegas. Y en ella, sus playas que comienzan en Menduiña y terminan en otro lugar fulgurante, Punta Udra, que ya da paso al mar de Pontevedra y al municipio de Bueu.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook