Mapa de recursos


Mar de Moaña

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Veinte kilómetros de costa salpicada de pequeñas calas de arena blanca y fina.

Cuando se empieza a forjar una espectacular puesta de sol tras las Cíes, el mejor lugar para vivirla es en los paseos marítimos de Moaña, en sus particulares balcones al mar...

 
En este reportaje no vamos a desvelar ningún misterio, pues son muchos los adeptos al mar de Moaña, a su costa y a sus fabulosas playas. Más bien lo que vamos a hacer es explicar el por qué del enorme éxito de sus arenales sobre todo en verano, y si es posible desvelar algún rincón escondido, o una vista diferente de las playas. En esta ocasión desde el mar, pues muchas de sus paradisíacas y vírgenes calas son de muy difícil acceso, y sólo desde un barco es posible grabarlas.
Veinte kilómetros tiene la costa de Moaña salpicada de pequeñas calas, y alguna playa más amplia y familiar. Todas de una increíblemente fina arena y muy blanca. Y un mar a una temperatura inusual en Galicia por lo abrigado de sus situación en la ría. Decidirse por un día playero, o de paseo en Moaña es un acierto seguro, ya que allí lucirá el sol más que en cualquier otro punto de este país. Cuatro meses dura su verano, y el resto del año el clima es muy suave. Si se acude a la playa con niños pequeños, es necesario que sea segura, y tranquila y la solución es la popular playa de Xunqueira de medio kilómetro y su vecina la de Meira con 200 metros de longitud. Si se busca tranquilidad, aislamiento y un lugar recogido hay también playas de sobra. Desde Punta Rodeira a Punta do Aradoiro están Niño do Corvo, Vilela, Tirán con camping o Borna. Aquí además hay una mayor profundidad en el agua. Por lo tanto hay tres tipos de playas las que son altamente urbanas, las medio urbanas, y las vírgenes. Todas con más de 200 metros de longitud. Además la vista es ni más ni menos la de la hermosa ría de Vigo, a la que ya hemos hecho multitud de elogios. Muchos son los que ya no consideran otra alternativa para tomar el sol y bañarse. Por los motivos ya comentados y por las buenas comunicaciones de esta zona, y porque Moaña está preparada para recibir al visitante, al turista y conseguir que repita una y mil veces. Realmente estamos hablando de playas con dos versiones diferentes. Las mareas vivas se hacen notar especialmente en estos arenales y sus ondulaciones. A veces contemplamos estrechas franjas blancas. A las pocas horas el paisaje se transforma en una anchísima superficie de arena mojada, que incita a pasear descalzo, algo muy sano por cierto. Además de los atractivos citados, para los más curiosos ante todo lo que les rodea y que no pierden detalle, hay otros alicientes. Por ejemplo la contemplación de las mariscadoras buscando berberechos y almejas bajo la arena o también a los marineros en busca de camarones o nécoras. A esto hay que unir la presencia de aves migratorias.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook