Mapa de recursos


La ruta del Jaján

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un mirador natural

Las cumbres del Jaján, del Domaio, y sus faldas, esconden maravillosos rincones. Un lujo si se tiene en cuenta que además están a pocos kilómetros del mar.

 
Casi lindando con el campo de golf está la Poza da Moura. Un lugar de increíbles condiciones naturales, que puede mejorar muchísimo con las actuaciones adecuadas. Aquí arriba descubrimos como se las ingeniaron los moañeses para canalizar su agua, y aprovecharla al máximo. Esta poza es el sitio de baño en verano. Una poza con una leyenda, como no, relacionada con una mora que se peinaba con un peine de plata.Y del río Pasaxe nos vamos al Jaján, Gagán para otros Xaxán, el monte más alto de Moaña y su particular observatorio meteorológico, pues como dice el refrán ?capela no gagán, chuvia na man?. En su falda, con el repetidor como referencia, descubrimos las únicas parroquias que aún se dedican a la agricultura, y que continúan vendiendo leche. En otras zonas ya no queda sitio para cultivar. Nos dirigimos a la zona del Río da Fraga. El potencial de esta zona aún está latente, a la espera de que se finalicen todos los proyectos comenzados. Para empezar el complejo de casas rurales, que ofertará también rutas a caballo, o quads. Por ejemplo en la zona de el Beque están de obras. Había un proyecto inicial de granja escuela, pero parece que finalmente va a haber a finales de año un restaurante, pistas deportivas y un albergue que será el sitio de pernocta oficial. Los primeros resultados ya se pueden percibir en el paseo al lado del río, espectacular sobre todo por su estado casi virgen, el bosque caducifolio, y el de ribera. Esta es la zona de A Fraga pues por aquí discurre el río más largo el de A Fraga o de Os Ladróns que nace en el Jaján y desemboca en la playa de Pontillón. Pero nos cruzamos con multitud de ríos porque la orografía de esta zona facilita la existencia de una gran red hidrográfica, con muchas cascadas. Si continuamos la ruta de senderismo de 6 kilómetros, llegamos hasta la zona de los molinos. Son 12, y han sido totalmente restaurados por el patronato municipal Beiramar. Pero no para contemplar, si no que se utilizan. Aunque ahora ya no como principal sitio de reunión y dinamizador de la vida social. Algunas veces a los excursionistas se les reserva una sorpresa aquí. De repente aparece un gaiteiro tocando entre los árboles. Es una más de las muchas ideas que existen para hacer atractiva esta zona y que pueda vivir del turismo. Otra iniciativa pretende atraer a artesanos y que se instalen aquí unos días para vender sus productos. Ya se están realizando unas jornadas que constan de unas completas unidades didácticas, sobre todo dirigidas a los más jóvenes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook