Mapa de recursos


Laracha y la península de Caión

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Caión es la salida al mar de Laracha.

La villa de Caión con sus casas blancas apiñadas en la falda de la península es uno de los paisajes de catálogo de la Costa da Morte, que ha inspirado a fotógrafos y pintores:

 
La península de Caión se adentra en el océano Atlántico como la proa de un barco. En este espigón natural de granito empieza la Costa da Morte para algunos geógrafos. El litoral de Bergantiños, abrupto, recortado y sin abrigo, se suaviza hacia los valles interiores, el paisaje de campos abiertos, de agras y prados siempre verdes. Estos valles situados entre el mar y las tierras altas de Ordes, se ha convertido en los últimos años en una de las áreas metropolitanas de la ciudad de A Coruña.
Laracha lleva camino de convertirse en el centro urbano periférico más importante del área coruñesa. Y es que cada vez son más los que eligen vivir aquí. Una parte importante de la población trabaja en los polígonos industriales próximos a A Coruña.
Laracha está integrada dentro del "xeodestino" de A Costa da Morte. El interior conserva su encanto rural y agrario: El sector agropecuario sigue teniendo peso en Laracha por la calidad de sus productos: En estos valles se sigue cosechando el trigo, uno de los más selectos de la comarca de Bergantiños. Las cebollas de Caión tienen fama, al igual que las hortalizas que se cultivan en Coiro o en Soandres. Pero el campo de Laracha, la despensa de A Coruña, ha experimentado una gran transformación: aumentaron los cultivos del maíz, la patata tardía, fresas y frutales. Los productos del campo de Laracha tienen una buena acogida en los mercados coruñeses y de ellos vive casi un 24 por ciento de la población activa. ¡Y como en el resto de Galicia, el sector de la ganadería, sobre todo las explotaciones lácteas, suponen una importante fuente de ingresos.
Una muestra de su pasado agrario son los molinos y los hórreos que salpican el paisaje rural de Laracha: son la arquitectura tradicional mas característica de estas aldeas que conservan una gran variedad de hórreos, ya que es una zona donde la agricultura era el principal recurso económico: hórreos mixtos construidos a partir del siglo XVII, algunos rehabilitados por el Plan de Arquitectura Popular como el de A Forxa, en Cabovilaño.
Pocas villas gallegas viven tan ligadas al mar como este pueblo rodeado de peñascos y olas: la Península de Caión es una atalaya natural sobre el mar de Bergantiños: Los pescadores de Caión desde el siglos XVI utilizaban esta península para controlar el paso de las ballenas: En la antigüedad Caión fue un importante puerto ballenero. Los grandes cetáceos se descuartizaban en la playa de Salseiras. Las ballenas capturadas eran preparadas para su envío a Francia en los arenales de Caión.
La actividad que da vida al puerto de Caión son las pesqueras: la pesca con cerco o artesanal, por medio de nasas y artes menores; o la recogida de marisco. La sardina, el pulpo y el percebe forman el eje actual de la actividad en el puerto.La mitad de la población activa de Casión vive aun hoy de la pesca.
Laracha fue desde siempre cuna de artesanos que con sus manos hábiles supieron dar forma a materiales tan variados como la piedra, las varas de mimbre o la madera: Los cesteros de Soandres, con una técnica transmitida de padres a hijos, saben trenzar las varas de mimbre, y aun hoy fabrican distintos tipos de cestos que se utilizan para la recogida de productos del campo. También son famosos los carpinteros y zoquieros.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook