Mapa de recursos


La Red Natura Impulsa el Desarrollo Sostenible del Territorio.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un viaje a la Isla de Ons nos permitirá como viven, trabajan y conviven sus habitantes con un espacio de la Red Natura.

En la Isla de Ons, un lugar de importancia comunitaria y zona de especial protección de las aves, se vive, se trabaja y se abren las puertas al turismo

 
Prácticamente es posible desarrollar cualquier tipo de actividad en los espacios naturales catalogados dentro de la Red Natura, que también garantiza el desarrollo sostenido del territorio.
Cesáreo es el único que puede usar moto en la Isla de Ons. Todavía había dos escuelas en la Isla cuando nació. Y sus vecinos para llegar a tierra usaban la vela. Muchos fueron los que se quedaron a mitad de camino. Su tía fue cocinera de Manuel Riobó, el vigués que compró la Isla por 250 mil pesetas y que se suicidó en ella. Cesáreo vive con su mujer Victoria. Son dos de los 6 nativos que habitan durante todo el año la Isla. Durante el verano pueden llegar a compartirla con 500 personas al día.
Desde hace 10 años tienen nuevos vecinos, el personal de Parque Nacional de las Islas Atlánticas. 30 personas, reforzadas en verano por otras 20, configuran el personal del Parque, que se encargan de casi todo, seguridad, servicios básicos, prevención de incendios y asistencia sanitaria. El personal de Ons oscila entre 7 y 12.
Este archipiélago, junto a Cíes, Sálvora y Cortegada, configura desde 2002 el Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas,uno de los 14 de España y que en total comprende 8500 hectáreas gallegas de Red Natura 2000. El Parque es un buen ejemplo de conservación y disfrute. Y entre todas las Islas, la de Ons es la más significativa, en un lugar de importancia comunitaria y zona de especial protección de las aves, se vive, se trabaja y se abre las puertas al turismo.
De manera escalonada y respetando el entorno, 65 cofradías operan en el Parque. Las que trabajan en Ons buscan sobre todo percebe y pulpo. Pulpo que sirve como nadie, y no sólo lo decimos nosotros, Palmira Acuña. Nació en el número 25. Sus abuelos fundaron el restaurante de unas 10 mesas que hoy en día, en temporada alta sirve más de 200 menús al día. Una docena de personas trabaja entre platos y fogones del Acuña.
Para llegar hasta aquí, ya no se usa la vela. Una amplia flota de barcos satisface a los turistas. La Naviera Nabia fue la primera en hacer el trayecto de Bueu a Ons. Hoy la naviera dispone de 5 barco y 50 son las personas hacen falta en temporada alta para atender la demanda de interesados en el Parque. Hasta Ons llegaron el año pasado 86 mil personas, hasta Cíes 210 mil. Hay límites, y este año pretenden ajustarse. En Cíes, por ejemplo, hasta el momento no podían estás más de 2200 personas por día, en los próximos meses intentará reducirse a 1800. Se reduce el número diario de visitantes pero se potencia la visita en cualquier estación. Porque se encontrarán un parque distinto cada época del año.
Nosotros en este viaje hemos podido llegar hasta aquí, hasta Punta Centulo, y compartir sus vistas con ustedes. Un lugar vetado entre mayo y agosto, la época en la que la gaviota patiamarilla cría en esta zona.
El Parque es un organismo vivo y queda trabajo por hacer. Este año se completará, probablemente en junio, una tarea pendiente: la concesión de las 92 viviendas de Ons a sus vecinos por 75 años.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook