Mapa de recursos


Muxía, los Misterios de una Bella Costa

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La vida no vale nada y la muerte es el gran misterio.

A lo largo de esta costa se rinde culto a ambas. A la vida por corta y a la muerte… por si acaso.

 
Frente a Muxía, en Camariñas, hay gente que baja la voz para no despertar a los monstruos que habitan en las cuevas del Cabo Vilano, en donde duermen las mil doncellas encantadas. Este es el mejor ejemplo de vida y de muerte. La vida es el percebe que se aferra a la roca para que, quienes la amamos, lo disfrutemos. La muerte son las mil doncellas que representan los mil náufragos de esta costa del diablo. El diablo es o demo: el hombre de la barca negra que te tiende la mano si te caes al agua, pero no para salvarte, si no para llevarte al Averno. Es como la luz del Faro y la negra oscuridad "que conduce el barco a las piedras". La vida y la muerte. Como todo esto sucede en Camariñas, los de Muxía suelen reirse en vida… de la muerte. Quizá por eso, por reírse, los de Camariñas les llamen "corvos".


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook